La paz: el inicio de un gran reto

Les preguntamos a las personas que acompañamos sobre el acuerdo de paz y como creen que cambia la situación en Colombia, sobre las expectativas y esperanzas que tienen una vez se firme la paz con las Farc y que riesgos existen para las regiones.

Julia Adriana Figueroa Cortes, Colectivo de Abogados Luís Carlos Pérez

El día de la firma tiene que ser «supremamente» visible, que no quede duda al mundo de que esto es lo que necesita Colombia. Tiene que ser una fiesta, pero también el inicio de un gran reto. Hay que aprovechar la coyuntura mediática para decir como pueblo lo que queremos. Respaldo y apuesta como pueblo sin armas. La expectativa es que la firma sea el momento de obligar a los territorios a que se manifiesten y se garantice la paz con presupuesto.

Ante las violaciones a los derechos humanos seguiremos con el mismo modelo de trabajo, hay que tener cuidado porque muchos delitos van a clasificarse luego como delincuencia común, «ya no hay más falsos positivos porque no hay conflicto». Esto podría pervertir todo e imposibilitar la incidencia.

Rommel Durán, Equipo Jurídico Pueblos

rommel 4_web_bw
Rommel Durán

No habrá cambios. En la práctica no va a cambiar nada, sólo el silenciamiento de los fusiles de un actor armado. La estructura política, económica y social sigue igual.

El Estado no tiene la capacidad de llegar a algunas zonas, además el paramilitarismo ya ha dicho en panfletos que cuando la paz llegue ellos ocuparán las zonas que un día fueron de las Farc.

Es una paz desde lo nacional, ha fallado la pedagogía para la paz, sólo se ha orientado a la TV y al ordenador; muy urbano; a la vez hay mucha desinformación, la gente no tiene claro qué se ha aprobado y en las ciudades la gente está en otro cuento, hay desinterés porque no les afecta.

La paz no es sólo una firma. Tiene que haber un cambio en la política contrainsurgente, la lógica del enemigo interno sigue más vigente que nunca; además los medios siguen fragmentando a la población. Se sigue aguantando hambre y hay desempleo.

*primera foto: Charlotte Kesl

Deja un comentario