«La paz es un proceso en constante construcción»

Damos la bienvenida a dos nuevas brigadistas, Mayara y Charlotte, que recién se han incorporado al equipo de terreno en Barrancabermeja.  Aquí comparten unas palabras sobre sus motivaciones que las llevaron a colaborar con nuestro movimiento y sus expectativas para estos años.

Mayara

«Soy Mayara, brasileña, conocí a PBI Colombia en 2017, desde entonces la sigo en las redes sociales. Pero, por razones personales, yo no me aplique para ser brigadista.

Entonces, después de algunos cambios en mi vida, ¡aquí estoy!
Esa oportunidad de trabajar en PBI me pareció lo que llevaba tiempo buscando.  Los principios aplicados en esta organización en búsqueda de la paz y la no-violencia están en consonancia con mis valores éticos y personales.

Mi expectativa es que este trabajo sea un intercambio continuo de conocimientos sobre derechos humanos, ya que esta organización es multicultural con personas colaboradoras de diferentes países.

Entonces, espero que durante los 18 meses pueda contribuir al proyecto con una visión latina.  Me siento honrada de hacer parte de la lucha por los derechos humanos en América Latina, sobre todo, acompañando a las personas defensoras colombianas que me enseñan todos los días el verdadero significado de «poder de la resiliencia»».

Charlotte

«Es mi primera estancia en Colombia y, de hecho, también, en América Latina y me alegra mucho que esa primera experiencia en esa parte del continente Sur Americano se haga con el proyecto de PBI Colombia.

Descubrí a PBI y sus proyectos en 2015, después de lo cual me acerqué más a ex-brigadistas de PBI Colombia durante un encuentro de orientación con PBI Reino Unido en 2016, a una formación sobre la protección integral de defensoras/es de derechos humanos en 2019 en España y como voluntaria con PBI Francia durante los nueve meses antes de mi incorporación en el proyecto.

Me identifico mucho con el mandato de PBI de crear espacios para la paz y la protección de los derechos humanos ya que toda mi formación académica ha sido alrededor de los derechos humanos y los estudios de paz; así el principio de no-violencia de PBI es un concepto clave que quiero poner en práctica tanto en el marco profesional como personal ya que los dos marcos se nutren mutuamente dentro del trabajo de brigadista.

Lo que me ha convencido a involucrarme con PBI Colombia es el papel de protección que pueden tener personas extranjeras (con ciudadanías no colombianas) para que la población local colombiana pueda desplegar sus propias aproximaciones al modo de vida que se quiere llevar localmente, papel que en un mundo ideal pos-colonial y descolonial no debería que haber.  Por eso el principio de no-injerencia / no-partidismo con lo cual PBI trata de no imponer un punto de vista, pero proteger y ampliar un espacio de actuación que sigue restringido en Colombia, me parece sumamente importante.  Además, la formación inicial y continua dentro del proyecto en Colombia me tranquiliza al no involucrarme con el “volunturismo”.

Finalmente, poder ayudar y brindar una cierta protección a la lucha contra el despojo de tierras y contra el modelo de desarrollo económico dañando al medio ambiente y a las comunidades locales son aún mas razones que me llevaron aquí hoy.

Pienso que la paz es un proceso en constante construcción y que momentos de paz siempre se encuentran durante el camino en lo cual la construimos.  Así que estoy muy feliz y agradecida de poder caminar con PBI Colombia al lado de las personas defensoras de derechos humanos para crear momentos de paz durables.»

Deja un comentario