Huber Velásquez, «hoy marchamos por el respeto a la vida y a vivir en nuestro territorio»

Este viernes 17 de diciembre de 2021, fue asesinado el líder social Huber Velásquez en la vereda La Balsa, corregimiento de San José. Los hechos ocurrieronen “la Batea”, lugar que se encuentra a pocos metros de lo que en algún momento fue el estero de su hermano Iván Velásquez, asesinado el 2 de enero de 2002 tras negarse a participar en el cerco alimentario que el ejército utilizaba como estrategia de presión hacia la Comunidad de Paz [1].

Igual que su hermano, Huber simpatizaba con la Comunidad y había mantenido una relación cercana apoyando la comercialización de cacao. También pertenecía a la veeduría campesina de su municipio y actualmente se encontraba inspeccionando el proyecto de pavimentación de la vía entre Apartadó y el corregimiento de San José. Un proyecto que ha generado fuertes protestas por parte de la población debido al retraso en su ejecución y a daños ocasionados en las viviendas y vías cercanas, entre otras cuestiones. Esta situación le llevó a hacer varias denuncias públicas contra la administración municipal exponiendo que no se estaban tomando acciones frente a dichas irregularidades [2].

Huber llevaba años siendo hostigado por su papel de líder comunitario y había sufrido un intento de despojo de tierras, pero en los últimos meses, y a raíz de las denuncias sobre la pavimentación, decía haber notado un aumento significativo, llegando incluso a ser amenazado de muerte en su casa por paramilitares [3]. Es de señalar que además de la agudización de la violencia y la reconfiguración del conflicto armado que se ha dado tras los Acuerdos de Paz en todo el territorio nacional, la captura de Otoniel ha marcado un aumento de la presencia y la actividad paramilitar en la región y en el corregimiento de San José. Así lo ha denunciado la Comunidad de Paz a través de varias constancias [4] en las que se señala el incremento de prácticas como el reclutamiento forzado de menores, amenazas de muerte, asesinatos y control territorial y social, en medio de una fuerte presencia de la fuerza pública [5].

Según datos de Indepaz, con Huber serían 165 los líderes, lideresas, defensores y defensoras de derechos humanos asesinados en 2021, 1.280 desde la firma de los Acuerdos de Paz[6]. La Defensoría del Pueblo ya advertía en su Alerta Temprana de diciembre de 2020[7] sobre una violación sistemática de los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH). En este complejo contexto de inseguridad, las y los integrantes de la Comunidad de Paz han decidido volver a mostrar la valentía y la dignidad que les ha caracterizado a lo largo de su historia, convocando a campesinos y campesinas de todas las veredas de San José con el objetivo de denunciar firmemente el asesinato de Huber. Es así que el 23 de diciembre a tempranas horas de la mañana decenas de personas se congregaban frente a la Comunidad para caminar en una marcha por la vida y la defensa del territorio hasta la puerta de la casa del líder social Huber Velásquez.

Asistieron personas de todas las edades: niños y niñas, jóvenes, personas adultas y mayores, algunas a pie y otras en mula. Todas clamaban por el respeto a la vida en homenaje a un compañero asesinado, pero también marchaban como un ejemplo más de resistencia activa frente a quienes aún hoy tratan en vano de silenciar sus voces de manera violenta. Y lo hicieron precisamente cubriendo la mañana con coloridos carteles de protesta que mostraban a su paso a vecinos y vecinas, y que más tarde, colocarían en la entrada de la casa donde fue asesinado Huber.

A pesar del dolor, también hubo palabras de esperanza y de solidaridad fraterna, porque como expresaron quienes hablaron en el acto, aunque hoy sea un lugar vacío y desolado, aquella siempre ha sido una casa habitada por una familia sonriente que cree en la posibilidad de construir un mundo más justo, y no hay mayor homenaje que “continuar en el camino de defender la vida, luchando contra el silenciamiento de la verdad y por la memoria de quienes tuvieron el valor de defender los principios de justicia y solidaridad”.

Equipo de Urabá, PBI Colombia.


[1] Comunidad de Paz de San José de Apartadó: Se reconfirma pena de muerte contra denunciantes, 20 de diciembre de 2021.

[3] Comunidad de Paz de San José de Apartadó: Se reconfirma pena de muerte contra denunciantes, 20 de diciembre de 2021.

[5] Comunidad de Paz: Constancias de la Comunidad de Paz Diciembre, diciembre de 2021.

[6] Indepaz (@Indepaz): Tweet, 18 de diciembre de 2021.

[7] Defensoría del Pueblo: ALERTA TEMPRANA N° 051-20, 14 de diciembre de 2020.

Deja un comentario