Ccajar

La Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, (Ccajar), es una organización no gubernamental con más de 35 años de experiencia en la defensa de los derechos humanos y en la lucha contra la impunidad. En su larga trayectoria ha acompañado a víctimas de megaproyectos, comunidades campesinas, pueblos indígenas y afrodescendientes, estudiantes, defensores de derechos humanos, de la tierra y del territorio, líderes y lideresas sociales y sindicales, presos y perseguidos políticos, mujeres, periodistas y sindicalistas. Promueve la verdad, justicia y reparación integral en casos de graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario.

Historia

Los principales promotores en la creación de Ccajar, (en el año 1978), fueron un grupo de profesionales que asistían a sectores populares en casos de persecución política y de violaciones a los derechos humanos, como detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas de personas, masacres y torturas. Dos años después nació Ccajar, una de las primeras ONG de defensa de los derechos humanos en Colombia. Desde entonces, la organización ha integrado entre sus tareas la promoción y defensa de los derechos económicos, sociales y culturales, y ha creado un equipo dedicado al trabajo internacional ante órganos intergubernamentales de supervisión, (Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos (OEA) y Organización Internacional del Trabajo (OIT)).

Ccajar está afiliado a la Organización Mundial contra la Tortura (Omct), a la Federación Internacional de Derechos Humanos (Fidh) y a la Coalición por la Corte Penal Internacional; y está registrado ante la OEA. En Colombia, es miembro del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), participa en la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (Cceeu) y forma parte de la Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo.

Trabajo

La estrategia de litigio y acompañamiento de Ccajar a víctimas y organizaciones de víctimas se ha convertido en fallos judiciales, nacionales e internacionales, emblemáticos, que han puesto en evidencia la responsabilidad del Estado en numerosos hechos lamentables que acompañan la historia de Colombia. Destacan las recientes sentencias por las personas desaparecidas del Palacio de Justicia[1], así como la Masacre de Trujillo[2] y, en consecuencia, los actos de perdón público realizados por el Estado debido a su responsabilidad en estos hechos. Estos casos, además de ser significativos, han tenido impacto en la justicia colombiana, en los aportes al esclarecimiento histórico de hechos de violencia sociopolítica, a la construcción de la verdad y a su reivindicación como derecho que son necesarios y de suma relevancia para el contexto colombiano.

CCAJAR

La organización cuenta actualmente con 15 abogados y abogadas y alrededor de 30 auxiliares jurídicos. Acompaña más de 500 casos de graves violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario[3].

Algunos casos de representación jurídica

Actividades ilegales del DAS

El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) era, hasta 2011, el principal centro de inteligencia estatal de Colombia que dependía directamente de la Presidencia de la República. Esta agencia de inteligencia durante los dos periodos presidenciales de Álvaro Uribe Vélez, (2002-2010), desató una persecución sistemática y generalizada contra líderes de la oposición, magistrados, periodistas o integrantes de organizaciones de derechos humanos realizando monitoreo a sus comunicaciones, seguimientos y vigilancias, hurto de información, sabotaje a sus actividades, campañas de desprestigios, amenazas, labores de torturas psicológicas e incluso asesinatos entre muchas otras labores ilegales de inteligencia que se realizaron tanto en Colombia como en el exterior[4]. Leer más

DAS chuzadas

Asesinato del líder sindical  Hoyos Franco

Desde el año 2002, Ccajar representa jurídicamente a la familia de Jorge Darío Hoyos Franco, un dirigente sindical, cívico y comunitario, integrante del Movimiento Unión Patriótica, quien asesoró la creación de diferentes organizaciones sindicales así como la resolución de conflictos y negociaciones colectivas a muchos otros sindicatos en el país y en el exterior. Jorge Darío Hoyos fue asesinado el 3 de marzo de 2001 por miembros de la inteligencia militar aliados con paramilitares del Casanare” quienes también tenían presencia en el departamento de Cundinamarca. Leer más

CCAJAR Jorge Dario Hoyos Franco

Ejecuciones extrajudiciales

Ccajar representa jurídicamente a aproximadamente 130 víctimas de presuntas ejecuciones extrajudiciales por las que están siendo investigados centenares de oficiales, suboficiales y soldados de las Fuerzas Armadas. Leer más

ejecuciones judiciales

Masacre de Barrancabermeja

Esta masacre ocurrió el 16 de mayo de 1998 en Barrancabermeja, (Santander), donde paramilitares fuertemente armados, asesinaron a siete pobladores de la región y desaparecieron a otras 25 personas quienes participaban de una fiesta popular destinada a recoger fondos para obras de carácter comunitario. Desde el año 1998, Ccajar representa a 21 víctimas y durante este tiempo ha logrado las condenas de alrededor de 20 paramilitares y la vinculación de 6 miembros de la fuerza pública, (Ejército, Policía y DAS); del subjefe de seguridad de Ecopetrol). La masacre se dio debido a una serie de acciones y omisiones cometidas por miembros de la fuerza pública colombiana. Leer más

masacre-barranca_dientes-leon

Masacre de Trujillo

Como Masacre de Trujillo, se conocen múltiples y sucesivas violaciones a los derechos humanos cometidas entre 1988 y 1994 en los municipios de Trujillo, Bolívar y Riofrío, (Valle del Cauca), consistentes en desapariciones forzadas, torturas y asesinatos de aproximadamente 340 personas, a manos de una estructura criminal que actuaba conjuntamente, conformada por miembros del Ejército, la Policía, políticos de la región y paramilitares pertenecientes al cartel del Norte del Valle. Esta acción sistemática de aniquilamiento de la población civil se realizó en un contexto de lucha por el control de este corredor estratégico que da paso al Pacífico, en medio del cual la población estaba constantemente señalada de auxiliar a grupos de la insurgencia presentes en la zona. Leer más

Trujillo Hermana Maritze

Por una paz con verdad y justicia

“El camino hacia la paz pasa por la justicia”

En el marco de las negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc, Ccajar presentó una propuesta de justicia transicional, en la que han participado las víctimas y el movimiento social, que implica la consolidación de la paz a partir de dos ejes, los cuales han sido acogidos en la Mesa de Negociaciones de La Habana:

La creación de un Tribunal Especial de Justicia para la Paz: “éste debería ser de carácter mixto, es decir, nacional e internacional, y a él deberían someterse quienes quieran aportar a la paz y al desmonte de las estructuras criminales que han sido y continúan siendo responsables de crímenes internacionales”[5].

La adopción de garantías de no repetición: Ccajar plantea que se requieren cambios estructurales en el funcionamiento del Estado como garantías de no repetición de las violaciones a derechos humanos, entre ellos el fortalecimiento de las instituciones de investigación y protección, el desmonte del paramilitarismo, la reducción del gasto militar y el freno a los abusos de la fuerza pública en las protestas sociales, entre otras medidas[6].


Entrevista: “Ninguna modificación real de las causas estructurales del conflicto”


Escuelas de la Memoria para la No Repetición

Con el ánimo de aportar al esclarecimiento de la verdad, a la construcción de un relato colectivo del conflicto y sus causas desde la voz de las víctimas y a la consolidación de la paz con garantías de no repetición, Ccajar, junto con Movice y el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (Cpdh), propuso en 2016 el desarrollo de la propuesta pedagógica “Escuelas de la Memoria para la No Repetición”. En estos procesos de formación se reúnen víctimas de distintos sectores de la sociedad colombiana para reflexionar a nivel más local sobre las afectaciones en la región, sobre los actores, sus intereses y estrategias a lo largo de estos años. De esta manera, crean una cartografía propia, partiendo de sus experiencias y haciendo énfasis en las resistencias que les han permitido mantenerse en sus territorios. El objetivo es empezar a plantearse cómo la verdad puede servir para satisfacer los derechos de las víctimas en este momento clave de la actualidad colombiana.

“Construir memoria, no es igual a memorizar, porque memorizar implica la repetición; las victimas construyen memoria precisamente para que no se repita, para que nadie más vuelva a vivir hechos de violencia y de terrorismo de Estado como los que ha vivido Colombia; en este sentido, es el proceso de construcción de memoria un momento clave donde las victimas devienen en sujetos políticos, ya que su historia trasciende la esfera individual y se convierte en una parte importante de un relato colectivo de miles y miles de madres, padres, hermanos e hijos, que asumen la responsabilidad de recordarle a la sociedad lo sucedido y exigir que NUNCA MÁS, contra nadie más vuelva a ocurrir la violencia de Estado. Es así como encontramos la memoria como un potente elemento movilizador y escenario clave para la construcción de garantías de no repetición”[7].

Riesgos, amenazas y agresiones

A lo largo de los años, Ccajar ha sido víctima de amenazas, señalamientos y actos de desprestigio, estigmatizaciones, intimidaciones, hostigamientos y seguimientos. Además, sus integrantes son víctimas de constantes ataques en las redes sociales, especialmente en Twitter. Los años 2014 y 2015 estuvieron marcados por amenazas masivas vía correo electrónico y panfletos, firmadas por ‘Águilas Negras Bloque Capital’ contra integrantes de organizaciones de derechos humanos, del movimiento social, de la oposición política y de varios medios de comunicación, todos ellos involucrados en actividades relacionadas con las negociaciones de paz[8].

Ver las más graves agresiones en contra de Ccajar de 2010 a 2013 y 2014 a 2016.

Medidas de Protección

Ccajar tiene medidas cautelares de la Cidh desde el año 2001[9]. En abril de 2011, Ccajar devolvió los esquemas de protección gubernamentales debido al incremento de la persecución, los hostigamientos y las amenazas en su contra[10]. Tras unas negociaciones con el Gobierno, Ccajar los retomó y actualmente cuenta con varios vehículos blindados[11].

Alirio Uribe[12] asegura que “para las necesidades de protección del Ccajar seis vehículos blindados desde el Estado es realmente insuficiente”.

Para Ccajar son todavía más importantes las medidas políticas de protección que deben garantizar la no descalificación de su trabajo. Alirio Uribe destaca que “es muy importante que el Estado no siga manejando el discurso de la guerra jurídica diciendo que en Colombia los abogados hacemos una guerra jurídica contra el Estado”. Para el abogado, estas afirmaciones por parte de funcionarios públicos conllevan a que grupos ilegales los declaren objetivo militar. El respaldo público por parte del Gobierno colombiano al trabajo de los abogados y la investigación de las amenazas son otras medidas políticas importantes para el Ccajar[13].

Premios y reconocimientos

El apoyo integral que brinda a las víctimas y su incidencia, a todos los niveles, han hecho a Ccajar y sus miembros merecedores de numerosos premios:

Reinaldo CCAJAR Judith CCALCP OFP
En 2012 Ccajar ganó el Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en la categoría “Proceso colectivo”

Acompañamiento internacional

PBI acompaña a la Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo desde 1995.

Reynaldo Villalba, Ccajar

“El acompañamiento internacional, especialmente el acompañamiento de Brigadas Internacionales de Paz, ha sido decisivo para que podamos permanecer en el ejercicio de nuestra labor como defensores de derechos humanos, como abogados y abogadas, que acompañan procesos organizativos y víctimas que han sufrido graves violaciones de derechos humanos. Consideramos que sin el acompañamiento internacional que hemos tenido de organizaciones como PBI, nosotros no podríamos haber permanecido, teniendo en cuenta los graves ataques y persecuciones y la gran poder que se ha dirigido en contra de nuestra existencia como organización, y por eso creemos que el acompañamiento de Brigadas de Paz es clave para poder desarrollar nuestra labor”[14]. Dora Lucy Arias Giraldo, abogada miembro de Ccajar

Contacto

Página web: www.colectivodeabogados.org


Notas de pie:

[1] El 6 de noviembre de 2015 el Jefe de Estado, Juan Manuel Santos, reconoció la responsabilidad que tuvo el Estado colombiano en lo que se conoce como el holocausto del Palacio de Justicia y pidió perdón por los errores cometidos durante ese hecho, de hace 30 años, que le costó la vida a más de 100 personas en pleno corazón de la capital del país. El Tiempo: ‘Hoy reconozco la responsabilidad del Estado colombiano y pido perdón’, 6 de noviembre de 2015
[2] El 23 de abril de 2016, se llevó a cabo el acto de reconocimiento de responsabilidad del Estado colombiano por las 76 víctimas de los hechos conocidos como la masacre de Trujillo. El Estado, en cabeza del expresidente Ernesto Samper, en 1995 ya había reconocido su responsabilidad por 34 víctimas, de las 342 de los hechos. Prensa Rural: Estado fue responsable de masacre de Trujillo: MinJusticia, 2 de mayo de 2016
[3] PBI Colombia: Entrevista a Dora Lucy Arias Giraldo, septiembre de 2015; Ccajar: Informe Anual 2014, septiembre de 2015
[4] Semana: El DAS sigue grabando, 21 de febrero de 2009
[5] Ccajar: informe anual 2014
[6] Ccajar: Ccajar propone juicios y penas diferenciadas para crímenes de Estado y de guerrillas, 23 de septiembre de 2015
[7] Ccajar: Escuelas de Memoria para la No Repetición , sin fecha
[8] Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (Cpdh): Bogotá Rechazamos panfleto amenazando al movimiento social y las mesas de paz, 29 de septiembre de 2015
[9] Ccajar: Nuevas evidencias de seguimientos al Ccajar. 23 de mayo de 2011
[10] El Tiempo: ONG devolvió esquema de seguridad al DAS, 8 de abril de 2011
[11] PBI Colombia: Entrevista a Alirio Uribe, junio de 2012
[12] Alirio Uribe fue integrante de Ccajar durante 23 años hasta que se postuló como candidato del Polo Democrático Alternativo a la Cámara de Representantes, donde es Representante a la Cámara desde  año 2014
[13] Ibíd. Entrevista a Alirio Uribe
[14] PBI Colombia: Entrevista a Dora Lucy Arias Giraldo, septiembre de 2015

Un pensamiento en “Ccajar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

PBI abre espacios para la paz

A %d blogueros les gusta esto: