Credhos

Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos 

La Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos es una organización no gubernamental, autónoma y civilista constituida e integrada por pobladoras y pobladores de distintos sectores de la sociedad civil de la región del Magdalena Medio. Según la misma organización, Credhos fue fundada en 1987 para la promoción, defensa y protección de los derechos humanos, la democracia y el Derecho Internacional Humanitario (DIH). Entre sus objetivos también se encuentra la búsqueda de la generación de acciones y escenarios para el entendimiento, la tolerancia, la convivencia y la paz civilizada en favor de la población civil y de sectores sociales vulnerables[1].

«Ha habido muchos muertos y desapariciones forzadas en Barrancabermeja y en la región del Magdalena Medio. Credhos acompaña a los familiares de las víctimas para resarcir el daño realizado y para buscar la verdad, exigir una reparación y para que se aplique la debida justicia».David Ravelo Crespo[2]

Historia de Credhos

Credhos nació en la ciudad de Barrancabermeja en 1987. Según Credhos, la organización surge como una alternativa civilista de vida y dignidad y como antítesis a la violación sistemática de los derechos humanos, la desarticulación y el condicionamiento de los espacios democráticos institucionales de la población y a las constantes infracciones al Derecho Internacional Humanitario cometidas por los grupos armados que participan en el conflicto colombiano. Credhos ha denunciado ser objeto de acosos y amenazas desde su inicio.

«La década de 1986 a 1996 fue un periodo muy duro en el Magdalena Medio, en particular en el lapso de tiempo entre  1987 y  1992, cuando se implementó la red de la Armada 007, una red de inteligencia que actuaba con sicarios civiles y en colaboración con el Batallón Nueva Granada. Se les conocía como “escuadrones de la muerte”. Esta “etapa negra” empieza con el asesinato en  1986 de Leonardo Posada Pedraza, representante a la Cámara del partido de la Unión Patriótica. En este contexto nace Credhos en el año 1987. El deseo de la organización de desenmascarar  a los implicados en esta red delictiva tiene un coste muy alto. Credhos pierde siete de sus integrantes entre  1991 y  1992 y la casi la totalidad de su directiva se ve obligada a dejar la ciudad y  hasta el país». Francisco Campo, ex miembro de Credhos[3]

La toma paramilitar de Barrancabermeja se constató en diciembre de 2000 y en enero de 2001 y originó el éxodo de miembros de Credhos hasta marzo de 2005, momento en que el presidente Pablo Arenales junto con otras personas de la corporación salieron de Barrancabermeja. Estos hechos llevaron a la conformación de una nueva junta directiva con la que Credhos estabilizó la organización por la defensa de los derechos humanos.

David Ravelo Crespo es economista, defensor de derechos humanos y miembro fundador de Credhos. En diciembre de 2012 fue condenado a más de 18 años de prisión. Según Alirio Uribe, las irregularidades en el proceso han socavado la defensa de David Ravelo y la legitimidad de la posterior condena.

Trabajo de Credhos

Credhos tiene su sede en Barrancabermeja (Santander) y la cobertura territorial de su trabajo es la región del Magdalena Medio. La organización brinda asistencia a la población y a organizaciones sociales en las siguientes áreas:

  • Formación a través de equipos promotores en derechos humanos, derechos económicos, sociales y culturales (DESC), DIH, resolución pacífica de conflictos, democracia y mecanismos de participación ciudadana.
  • Investigación sobre violaciones de derechos humanos e infracciones al DIH por parte de los actores armados del conflicto.
  • Promoción de denuncias a nivel local, nacional e internacional por violaciones a los derechos humanos e infracciones al DIH, así como el seguimiento y el trámite de las mismas.
  • Documentación de casos de violaciones de derechos humanos para la denuncia ante la opinión pública nacional e internacional.
  • Asistencia legal y técnica a las víctimas de las violaciones de derechos humanos.
  • Publicaciones sobre la situación regional de derechos humanos. La revista Enfoque Humanitario se publica dos veces al año y el boletín Credhos Opina se publica mensualmente. Además Credhos tiene un programa de televisión y un programa de radio.
  • Participación en espacios de coordinación a nivel local, nacional e internacional como por ejemplo la Alianza post Londres[4] o la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos.
  • Giras dentro y fuera de Colombia para dar a conocer la situación de derechos humanos y DIH y buscar alianzas.
  • Construcción de redes y hermanamientos a nivel regional, nacional e internacional con organizaciones defensoras de derechos humanos, gobiernos y la comunidad internacional. Según CREDHOS, esas relaciones buscan la construcción de un nuevo orden centrado en una sociedad justa, equitativa y en paz.

Amenazas y agresiones

Durante la historia de la corporación, los integrantes de la junta directiva han padecido una veintena de amenazas, dos atentados, un robo en la oficina y la presión permanente en sus lugares de trabajo y en sus residencias. La organización sigue sufriendo amenazas, estigmatizaciones y agresiones. Entre 2009 y 2012 han  sufrido de 14 amenazas de muerte, además de seguimientos e intimidaciones[5].

Medidas de protección

Desde el año 2000, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha otorgado medidas cautelares a los miembros de la junta directiva de Credhos.

Premios

  • En el año 2009, el Consejo Municipal de Barrancabermeja, la Alcaldía de Barrancabermeja[6] y la Asamblea Departamental de Santander reconocieron públicamente la labor de Credhos.
  • La Diócesis de Barrancabermeja ha otorgado la Estatuilla San Pedro Claver a David Ravelo y el equipo de Credhos en reconocimiento a su labor.

Acompañamiento internacional

PBI acompaña a Credhos desde 1994.

Iván Madero Vergel de Credhos habla sobre el acompañamiento de PBI

Contacto

Notas de pie

[1] Credhos: Hoy como ayer, persistiendo por la vida y la dignidad, 2007; Credhos: Video institucional, 2008

[2] Entrevista al secretario general de Credhos, David Ravelo Crespo, 15 de julio de 2010

[3] Francisco Campo es un activista político que trabajó desde  1987 hasta el 2004 en la Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos (Credhos) y que actualmente es miembro de la organización Corporación Nación en Barrancabermeja. Entrevista completa con Francisco Campo en: «Mirando hacía fuera», PBI Colombia, octubre de 2009

[4] Iniciativa que tiene como objetivo darle continuidad y proyección al diálogo entre la sociedad civil, el Gobierno colombiano y la comunidad internacional alrededor de los temas de cooperación internacional, derechos humanos y paz en Colombia. La Declaración de Londres del 10 de julio de 2003 se convirtió en un primer marco e instrumento de referencia en las relaciones Gobierno – sociedad civil – comunidad internacional. «De Londres a Cartagena a Bogotá – Estrategia de corporación internacional en Colombia», Pnud, noviembre de 2007

[5] Acción Urgente Credhos, 3 de agosto 2012

[6] Igualmente, en 2008 la Alcaldía reconoce la labor de la organización.

Deja un comentario

PBI abre espacios para la paz

A %d blogueros les gusta esto: