Acvc

La Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra – Red Agroecológica Nacional (Acvc-Ran) es una organización social no gubernamental campesina y sin ánimo de lucro, que integra los propósitos de la comunidad a través de las Juntas de Acción Comunal (JAC), cooperativas, comités pesqueros y otras agrupaciones de campesinos. Tiene como objetivo la defensa de los derechos humanos, la lucha por la tenencia y redistribución de la tierra y la dignificación de la vida campesina a corto plazo, así como la generación de condiciones propicias para cambios estructurales a medio plazo en el campo colombiano.

acvc

En su asamblea general, la Acvc agrupa a 144 Juntas de Acción Comunal (JAC)[1], cooperativas, comités pesqueros y otras agrupaciones de campesinos. La organización cuenta con aproximadamente 67 miembros ejecutivos y 25.000 socios y desarrolla su trabajo en unas 144 veredas ubicadas en ocho municipios de la región del Magdalena Medio.

Historia

Durante los años 80 y 90 la violencia generalizada obligó a muchas personas campesinas de la zona del Valle del Río Cimitarra a desplazarse hacia las cabeceras municipales. Las organizaciones armadas al margen de la ley – grupos guerrilleros: Farc y ELN; y grupos paramilitares – tuvieron una gran influencia en la región. Según la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), las entidades del Estado no lograron establecer una institucionalidad civil fuerte con el resultado de vías intransitables, carencia en el acompañamiento institucional en la producción agrícola y falta de servicios de educación y salud[2] y, por ese mismo hecho, fueron los grupos campesinos los que tenían que velar por la defensa de sus propios derechos. Durante esta época nacieron varios movimientos campesinos[3], los cuales no tuvieron el impacto deseado en cuanto a la lucha social. Fue en 1996 cuando, extenuados de luchas infructuosas, campesinos del Magdalena Medio crearon la Acvc y empezaron a realizar asambleas, manifestaciones pacíficas y diálogos y acuerdos con el Gobierno de la época (cuyo presidente era Andrés Pastrana) para abogar por los derechos de la población campesina[4].

Al mismo tiempo, comunidades rurales de las zonas cocaleras de Putumayo, Caquetá, Cauca, Sur de Bolívar y Guaviare empezaron a desarrollar amplias protestas por, entre otras razones, las fumigaciones aéreas que afectaban tanto los cultivos de uso ilícito (coca y amapola) como los de pancoger y los pastos[5].

ZRC VRC Mario ACVC

La comunidad campesina del Valle del Río Cimitarra decidió sumarse a la movilización campesina, minera y cocalera del Sur de Bolívar para exigir la suspensión del accionar paramilitar y las fumigaciones aéreas. Unas 10.000 personas se movilizaron en San Pablo y Barrancabermeja para exigir al Gobierno colombiano inversión social y respeto por los derechos humanos.

Óscar Duque, líder de la Acvc, explica: “Nosotros ya estábamos cansados de ser desplazados de otras regiones del país. La necesidad fue la que nos obligó a buscar herramientas para que el Valle del Río Cimitarra fuera una región de convivencia, paz y armonía en donde concretamente se pudiera implementar un plan de desarrollo importante para el beneficio social de las comunidades”[6].

En 1998, la Acvc participó en el éxodo campesino a Barrancabermeja que se realizó como respuesta al desplazamiento forzado – debido a la incursión paramilitar en el Sur de Bolívar y el Valle del Río Cimitarra – y a la información que tenía la población sobre los intereses de algunas empresas multinacionales en la región[7]. Luego de tres meses de negociación, la población logró que el Gobierno asumiera varios compromisos como la generación participativa de un Plan de Desarrollo y Protección Integral de los Derechos Humanos del Magdalena Medio[8] para garantizar la vida, la protección de los derechos humanos y llevar a cabo inversión social en los 25 municipios que participaron de la movilización. Uno de los puntos firmados por el Gobierno fue la conformación de una Zona de Reserva Campesina en la región, acuerdo en el que la Acvc concentraría todos sus esfuerzos[9].


¿Quién es Irene Ramírez?

Entrevista: Mi trayectoria ha sido desde la humildad


Trabajo

La Acvc enfoca su trabajo en la Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra, el desarrollo sostenible, el desarrollo de proyectos agrícolas y las áreas de educación y salud. Su labor se centra en la capacitación y la promoción de intereses y habilidades, en el fortalecimiento organizativo, y lleva a cabo actividades de incidencia a nivel local y regional. Un enfoque importante de la asociación es la formación continua y capacitación de sus líderes con un enfoque especial a los jovenes para garantizar un relevo generacional[10].

Según la organización, los campos principales de trabajo son los siguientes[11]:

  • La atención al desplazamiento interno campesino
  • La defensa integral de los derechos humanos en la región
  • La implementación de proyectos productivos de autosustento para garantizar la seguridad alimentaria de la población campesina. Algunos de los proyectos gestionados por la Asociación se centran en el desarrollo agroindustrial de la caña de azúcar, arroz a pequeña escala, la ganadería campesina de búfalos y vacas y la piscicultura.
  • La planificación del desarrollo local y regional y la promoción del mejoramiento de la vivienda, el saneamiento básico, y la construcción de un acueducto comunitario.
  • La sustitución de cultivos de coca con los proyectos agrícolas alternativos
  • La capacitación y fomento a los procesos organizativos campesinos

Cuentos del terreno: Paraíso perdido


Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra

Según Yenly Méndez, miembro de la Acvc, “Colombia es uno de los países, en el mundo, con mayores niveles de concentración [de tierra] en manos de unos pocos”[12]. Esta concentración de tierra es “una de las causas centrales del conflicto armado”[13] y ha generado un cambio en la agricultura hacia la desagriculturización que conllevó a una crisis alimentaria[14]. Para enfrentar este problema, el Gobierno profirió en 1994 la Ley 160 de la Reforma Agraria a través de la cual se creó la figura de la Zona de Reserva Campesina (ZRC). Además de promover el acceso y una más equitativa distribución de la tierra para el campesinado, la ZRC propende por la protección de los recursos ambientales, la promoción de la economía campesina, y la seguridad alimentaria[15].


Entrevista: Las Zonas de Reserva Campesina: un escenario de Proceso de Paz, 20 de octubre de 2015

Entrevista: El fortalecimiento de la economía campesina: una apuesta de la Zona de Reserva Campesina


Entre 1997 y 2002 se conformaron seis ZRC, una de las cuales fue la del Valle del Río Cimitarra, creada en diciembre de 2002 en los municipios de Yondó y Remedios (Antioquia) y Cantagallo y San Pablo (Sur de Bolívar).

Con el argumento de que la ZRC suscitó conflictos sociales en la región[16], el Gobierno de Álvaro Uribe suspendió la ZRC del Valle del Río Cimitarra el 10 de abril de 2003. En su labor de defensa de los derechos del campesinado, la Acvc exigió desde entonces el levantamiento de la suspensión. Su labor tuvo frutos cuando en febrero de 2011 el Gobierno de Juan Manuel Santos reactivó la Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra con lo cual se benefician hoy 8.935 familias.

Noreste antioqueño

La ZRC del Valle del Río Cimitarra tiene una extensión de 550.000 hectáreas, 370.000 de las cuales son Reserva Forestal. Para la Acvc el objetivo de la ZRC es el derecho de la población de la zona a la tenencia de la tierra y la prevención de nuevos desplazamientos forzados. Los miembros de la Acvc afirman: “El Estado colombiano debe invertir en esta ZRC porque [la población de la zona] merece derechos. ¿Cuáles son estos derechos? El derecho a la vida, el derecho a la misma tierra, el derecho a la vivienda, la salud, la educación, la libre expresión y a la comercialización y la inversión”[17].


En fotos: Viaje a la zona de reserva campesina


Recursos naturales en el Valle del Rio Cimitarra

La región es rica en recursos naturales como oro, petróleo, bosques, agua, fauna y flora. Según el sacerdote jesuita Francisco de Roux[18]: “Es el centro norte vital del país. Base del combustible donde se refina la mayoría del petróleo. Eje de las carreteras que unen las ciudades andinas. Paso al Caribe, a Venezuela, a los valles del sur, a la ruta que unirá Caracas con el Pacífico, tierra del oro y de la diversidad ecológica”.

La industria de hidrocarburos juega un papel fundamental en la actividad económica de la región y aproximadamente genera el 70% de todo el valor producido. Según los documentos publicados por el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio sobre la región, la agricultura es la actividad que se ubica en segundo lugar en la economía campesina. Se produce maíz, cacao, yuca, plátano, arroz y sorgo que generan pequeños excedentes, pero juegan un papel muy importante en la canasta familiar. La ganadería extensiva y la siembra de palma aceitera se han venido intensificando como actividades económicas que, en vez de generar procesos de mejora para la población, en general han conllevado a la intensificación de las desigualdades y a la agudización del conflicto armado[19].

Minería artesanal

La Acvc trabaja con varios comités de minería a pequeña escala: realizan talleres sobre la legislación actual, sobre práctica minera ambiental sostenible y sobre derechos humanos. El objetivo es darles las herramientas necesarias para que se puedan defender y una alternativa a través de la Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra[20].

minería Noreste Antioqueño

En el Nordeste Antioqueño miles de familias han vivido durante siglos de la minería artesanal, principalmente aurífera. Los pequeños mineros han sobrevivido en medio del conflicto y del abandono estatal con la mínima producción que sacaban de sus minas. Pero según los planes gubernamentales del Proyecto Visión Colombia 2019[21], el distrito minero del Nordeste Antioqueño será el principal en el país para lo que el Gobierno plantea incrementar la explotación de multinacionales y reducir la minería artesanal. La entrada de las grandes empresas se convirtió en realidad a finales del año 2010 mientras se cerraron 70 minas y se detuvieron a 118 personas relacionadas con la minería informal en la zona[22]. La situación de violencia y la militarización en la zona se incrementaron. Hubo amenazas de grupos armados ilegales como ‘Las Águilas Negras’, ‘Los Rastrojos’ y ‘Los Paisas’[23], presencia de paramilitares en veredas del municipio de Remedios[24], asesinatos de líderes mineros en Segovia[25], entre otras situaciones. Ante esto, los mineros se organizaron en comités para luchar por sus derechos.


En fotos: Guamocó: oro y adversidad


Participación política desde abajo

Con el objetivo del empoderamiento de las comunidades y una participación real en las políticas locales, la Acvc inició la activación de las “Mesas comunales por la vida digna” en 2009 en la región del Magdalena Medio[26]. Aparte de la incidencia política en la toma de decisiones, las mesas también se ocupan del Plan de Desarrollo de la Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra y hacen seguimiento y análisis a la situación de derechos humanos. Cada vereda tiene su propia mesa[27].


En fotos: Acompañamiento a Campo Bijao


Encuentro Nacional de Paz

Luego de obtener el Premio Nacional de Paz, la Acvcse propuso ser el motor de “El diálogo es la ruta”, un encuentro de paz para el cual se convocaron a todas las organizaciones sociales, populares, campesinas, indígenas y afrodescendientes de Colombia para debatir acerca de propuestas para la paz en el país. El encuentro se llevó a cabo en agosto de 2011 en el puerto petrolero de Barrancabermeja (Santander), ciudad ubicada sobre el río Magdalena[28].

Más de 32.000 personas participaron en diálogo abierto socializando y alimentando las diferentes iniciativas de paz y defensa de la tierra y los territorios que desde las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes se presentan como alternativas de paz y reconciliación del pueblo colombiano[29]. Viajaron, en algunos casos, hasta 42 horas en lancha y autobús e incluso participaron familias enteras.

“Decidimos realizar un encuentro donde pudiéramos visibilizar todas las experiencias como la Acvc porque en el país hay miles como la nuestra”, indicó Mauricio Ramos, miembro de la Comisión Política de la Acvc3[30].


Cuentos del terreno: Los campesinos hablan sobre los desafíos para lograr la paz en Colombia

Entrevista: Permanecer en nuestro territorio sin temores


Riesgos, amenazas y agresiones

Miembros de la Acvc acusados sin fundamento

Desde la creación de la Acvc sus miembros han sido víctimas de asesinatos, amenazas, detenciones arbitrarias, desplazamientos, desapariciones, torturas, quema de viviendas y bloqueos alimentarios y sanitarios. Cinco de sus miembros fueron asesinados – tres presidentes de Juntas de Acción Comunal y dos personas de la junta directiva de la Acvc – y otro, Miguel Cifuentes, sobrevivió a un atentado de paramilitares que dispararon contra él[31]. Leer más

Ejecuciones extrajudiciales en la ZRC

Según la Acvc, en la ZRC del Valle del Río Cimitarra ha habido 18 casos de ejecuciones extrajudiciales[32]. En un primer momento la mayoría de los casos fueron asignados a la justicia penal militar, pero finalmente fueron trasladados a la justicia ordinaria, especialmente a la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía[33]. Leer más

Ver las más graves agresiones en contra de Acvc de 2012 a 2013, 2014, y 2015 a 2016.

Medidas de Protección

En 2000, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó medidas cautelares a la Acvc, concluyendo que han sido “declarados objetivos militares por grupos paramilitares de la región, han sido objeto en forma sistemática de amenazas y atentados fatales contra la vida de sus directivos”[34]. Éstas fueron solicitadas por la Corporación Reiniciar[35].

Premios y reconocimientos

 En 2010 la ACVC ganó el Premio Nacional de Paz otorgado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), El Tiempo, Caracol Radio, Caracol Televisión, Revista Semana y la Fundación Friedrich Ebert Stiftung. El destacado premio colombiano reconoció en la Acvc una experiencia organizativa en defensa de la vida y el acceso a la justicia y de desarrollo sustentable por un hábitat digno y de resistencia civil[36].

Acompañamiento internacional

PBI compaña a la ACVC desde 2007.

pbi acvc


Notas de pie:

[1] PBI Colombia: Entrevista a Melkin Castrillón, 8 de octubre de 2015
[2] Codhes: Encerradas por el miedo y por la guerra comunidades confinadas en Colombia, 28 de junio de 2005
[3] Creación de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos, Asojuntas y Coordinadora Campesina Popular.
[4] El Espectador: Una apuesta a la paz y a la vida, 30 de septiembre de 2011
[5] Conap: Ponencia en el Encuentro por la Paz: ACVC, una experiencia de organización, movilización y resistencia en el territorio, 15 de agosto de 2011
[6] Ibíd.
[7] Ibíd.
[8] El Plan se puede descargar en la página de la Acvc en Agencia Prensa Rural: Plan de desarrollo y de protección integral de los derechos humanos del Magdalena Medio
[9] Conap: Op. Cít.
[10] PBI Colombia: Op. cit. 
[11] Agencia Prensa Rural: ¿Qué es la ACVC?, sin fecha
[12] PBI Colombia: Entrevista: Las Zonas de Reserva Campesina: un escenario de Proceso de Paz, 20 de octubre de 2015
[13] Ibíd.
[14] Agencia Prensa Rural: Méndez, Yenly Angélica. Zona de Reserva Campesina – ZRC, un instrumento de la política de tierras en clave de Reforma Agraria, 13 de enero de 2011. La crisis agrícola generada por la apertura económica de la década del 90 provocó la desaparición de 700.000 hectáreas de cultivos y el empobrecimiento de la pequeña y mediana producción agrícola de alimentos por lo que aumentó la importación de comida.[15] Ibíd.
[16] El inicio del Gobierno de Uribe estuvo marcado por la salida militar al conflicto armado interno. El Gobierno anterior había creado una zona conocido como “zona de distensión” en la cual, por acuerdo entre las Farc y el Gobierno de Pastrana, las Fuerzas Militares no harían presencia, con el objetivo de desarrollar diálogos. Con la llegada del Gobierno de Uribe los diálogos terminaron. En medio de este ambiente, las zonas de reserva campesina fueron comprendidas por el Gobierno como unas nuevas “zonas de despeje” y con ello, según Méndez, se inicia una fase de estigmatización de la figura. Agencia Prensa Rural: Ibíd. 
[17] PBI Colombia: Entrevista con Óscar Duque, miembro fundador de la Acvc, julio de 2009
[18] Francisco de Roux es director del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio. Recibió el Premio Nacional de Paz en el año 2001 por su labor en esta región.
[19] International Peace Observatory: Intercambio: en este momento, estamos en cero, 6 de septiembre de 2005
[20] Más información en: PBI Colombia. La fiebre del oro en el Nordeste Antioqueño. En boletín informativo trimestral Colompbia, no. 17, marzo de 2011
[21] PBI Colombia: El boom minero-energético, ColomPBIa, noviembre de 2011
[22] Tele Medellín: La Policía realiza operativos contra la minería ilegal, 22 de diciembre de 2010
[23] Acvc: Anuncio de presencia paramilitar en zona rural de Remedios y Segovia, En: Agencia Prensa Rural, 25 de septiembre de 2011
[24] Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (Cahucopana): Paramilitares saquean los negocios y hurtan mulas a la población de la vereda Santa Marta, Remedios, Antioquia, 28 de junio de 2011
[25] PBI Colombia: Entrevista a Melkin Castrillón, 8 de octubre de 2015
[26] Agencia Prensa Rural: Mesas comunales por la vida digna: por nuestra zona de reserva campesina, 20 de septiembre de 2011
[27] BI Colombia: Entrevista a Melkin Castrillón, 8 de octubre de 2015; Agencia Prensa Rural: Desde la Mesa comunal por la vida digna del Magdalena Medio construimos poder popular, 28 de abril de 2015
[28] El Tiempo: Presentación de encuentro por la paz en Barrancabermeja, 18 de junio de 2011
[29] Conap: Barrancabermeja: Más de 10 mil personas en Encuentro por la Paz, 13 de agosto de 2011
[30] Vieira, Constanza: La paz busca ruta en Barrancabermeja. En: IPS, 15 de agosto de 2011
[31] Comunicado de prensa de la Acvc, 5 de marzo de 2003
[32] Esta cifra corresponde únicamente a hechos ocurridos desde 2004. Las ejecuciones extrajudiciales son una práctica en la cual miembros de la Fuerza Pública matan a personas y las presentan como miembros de la guerrilla muertos en combate.
[33] BI Colombia: Entrevista con miembros de la Acvc, febrero de 2010
[34] Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Medidas cautelares 2000.
[35] Reiniciar: Reiniciar se une a la celebración del Premio Nacional de Paz que recibió la Acvc, 25 de noviembre de 2010
[36] Vieira, Constanza: La paz busca ruta en Barrancabermeja. En: IPS, 15 de agosto de 2011

Deja un comentario

PBI abre espacios para la paz

A %d blogueros les gusta esto: