Mi trayectoria ha sido más desde la humildad

Irene Ramírez es la presidenta de la Asociación Campesina del Valle del Rio Cimitarra, (Acvc), una organización que tiene como objetivo la defensa integral de los derechos humanos del campesinado del Magdalena Medio. PBI acompaña a la Acvc desde el año 2007 en todas sus diligencias, que tienen que ver con la defensa del territorio y la construcción de paz en las regiones.

PBI: ¿Cuál ha sido tu trayectoria personal desde que eras mujer campesina hasta llegar a ser presidenta de la Acvc?

IRENE: Siempre he sido una mujer campesina, nacida en el campo. Creo que mi trayectoria ha sido más desde la humildad, aprender a cómo convivir en la región. Crecí, allí tuve a mis hijos, ayudé a la construcción de las Zonas de Reserva Campesina (ZRC) y ayudamos en los modelos de construcción de cómo convivir en la región.

PBI: ¿Cómo es la situación, hoy en día, para el campesinado del Magdalena Medio?

IRENE: Ahora hay tranquilidad, a pesar de que en 2007 fue algo muy crudo para nosotros, pero ahorita vivimos en tranquilidad a la espera de que se dé la firma en La Habana. Para nosotros, como campesinos, eso es un avance que hemos tenido, creemos que con la firma del acuerdo de paz llegará mucho más trabajo para las mujeres y los hombres. Ayudar a construirla y que haya avances, porque hacemos parte con proyectos productivos. Esto nos ha ayudado a sostenernos en la región, a no ser desplazados y desde ahí tenemos una base para el principio de sostenimiento y los acuerdos de la implementación de cómo vamos a desarrollar el acuerdo de paz, también en nuestra región campesina.

irene369_web
Irene Ramírez (Acvc)

PBI: ¿Cuáles son los modelos de paz que implementa la Acvc en las regiones?

IRENE: Sí tenemos un modelo de paz con el proyecto bufalero, ahorita, en este momento, hay 48 socios que hacen parte de ese proyecto. Esto nació con el fin de que cada campesino tenga su hogar, su patrimonio… y esto hace parte de su alimentación, tiene un sustento económico para el sustento de su familia y para que tengan más arraigo en su tierra.

El proyecto bufalero está cumpliendo esta iniciativa, para nosotros ha sido un proyecto muy productivo, que nos ha llevado a cambiar el modelo de nuestra alimentación y las condiciones de vida de las familias campesinas.

PBI: Para ti, ¿qué significaría la firma de la paz para el Magdalena Medio?

hannah200_web
Hannah Matthews (PBI)

IRENE: Yo creo que la tarea de nosotros, como campesinos y campesinas, es seguir ayudando desde allí, desde las bases que ya tenemos creadas con todos estos proyectos y así empezar a generar espacios para todos aquellos que hicieron parte del conflicto y que van a vivir en nuestros territorios. Nuestro trabajo, básicamente, es seguir exigiendo que tenemos que tener un compromiso del gobierno hacia nuestro campesinado, porque hay que trabajar en lo social, en lo político, en lo económico y en lo cultural y con las organizaciones sociales que están trabajando el tema de la paz. Que se reconozca al campesino como tal y se le dé su derecho a tener la tierra, porque el problema de nuestras regiones campesinas y el problema de nuestro país colombiano es la tierra.

PBI: Sabemos que la figura de las Zonas de Reserva Campesina es una herramienta muy importante para la Acvc, ¿nos puedes comentar qué es la ZRC?

IRENE: La Zona de Reserva Campesina viene construida en cuatro municipios: Remedios, Yondó, Cantagallo y San Pablo. ¿Qué hemos querido con esta ZRC? Primero que todo, que el Gobierno reconozca jurídicamente que allí hay un campesinado y que es una ley que nos la hemos ganado, que fue hecha desde el Gobierno y que ha ayudado a que el campesino se aferre a esa ley.

Primero que todo, nosotros nos aferramos a la Ley 220, que es una ley que nació en 1994, de ahí empezamos a mirar que la ZRC era posible para tener nuestros proyectos productivos, para hacer parte de esta construcción de paz que en verdad anhelamos tanto. Las ZRC también suponen tener el derecho a un título individual de la tierra, diciéndole al Incoder que nos titule a cada campesino como dueño y poseedor de nuestro territorio. Todo eso está, y donde se pare el trabajo de las multinacionales, donde no haya más de estas multinacionales o mega proyectos que, día a día, van avanzando contra el campesinado.

La ZRC cumple con el no desplazamiento, con el derecho a la tierra, con parar el modelo de mega proyectos y a las multinacionales explotando nuestros recursos económicos. Eso hace la ZRC. O sea, es una figura que hicimos, organizada para defenderla desde ahí con todos estos propósitos.

PBI: Una vez que se firme la paz, ¿qué impactos tendría eso en la ZRC?

IRENE: Al firmar la paz, solamente están firmando las Farc y el Gobierno. Nos queda el factor que no se ha hablado, que es lo que tiene que ver con el ELN y con todos aquellos, como los paramilitares, que hacen parte también de todo lo que ha pasado. Nosotros estamos exigiendo y estamos preparados para decir que la lucha como organización sigue. Sigue porque nosotros, como campesinos, sentimos que hay un compromiso de cada uno de para seguir exigiendo que se sienten todos estos factores, para que sigamos avanzando en la necesidad de lo que tiene que ver con el postconflicto. Porque consideramos que el postconflicto va a continuar, que van a quedar muchas raíces de personas que no han concebido la paz verdadera que queremos; y, que, de una manera u otra, existen factores que todavía están haciéndole daño a los que estamos diciendo que queremos paz.

Seguimos siendo amenazados porque estamos hablando de paz, hablamos un montón de paz, pero creo que todavía falta que todo mundo estemos hablando el mismo idioma, el mismo diálogo; que estemos exigiendo las mismas necesidades y, por lo tanto, creemos que tenemos que seguir construyendo esto.

PBI: Muchísimas gracias Irene, ha sido un placer hablar contigo. Es un honor acompañar a la Acvc, es algo que nos llena de muchísima alegría.

Deja un comentario