Todas las entradas de: pbicolombia

Peace Brigades International (PBI) has carried out observation and international accompaniment in thirteen countries on five continents since 1981 and in Colombia since 1994.

PBI abre convocatoria para Coordinador/a de Visibilización

La persona formará parte de un equipo de 4 personas encargadas de la Visibilización (Incidencia y Comunicaciones) de PBI Colombia, tanto dentro como fuera del país. Este puesto en particular coordina, junto con otra persona del equipo, las acciones de Visibilización en Colombia. Las responsabilidades de dicho puesto se reparten en las siguientes categorías:

Publicaciones:

  • Coordinar la implementación de la estrategia de visibilización de PBI Colombia.
  • Coordinar la elaboración de documentos de incidencia (Focos de Interés, estudios de caso, Alerta de Acción) y otras publicaciones (artículos, entrevistas, piezas comunicativas).
  • Redactar materiales periodísticos en castellano, teniendo en cuenta la línea editorial y los criterios de seguridad de PBI Colombia.
  • Mantener contactos con medios de comunicación a nivel internacional.
  • Hacer corrección de estilo de textos en español y diagramar publicaciones para materiales electrónicos e impresos.
  • Divulgar las publicaciones en las redes sociales y la página Web.
  • Mantener actualizado la página Web y las redes sociales de PBI Colombia.
  • Monitorear y evaluar las publicaciones.
  • Elaboración de materiales audiovisuales (entrevistas en video, realización de fotografías, producción de videos cortos).

Incidencia:

  • Coordinar en conjunto con la otra persona encargada la incidencia política a nivel nacional con sus iniciativas y eventos correspondientes (conferencias, talleres y reuniones con el Gobierno colombiano, cuerpo diplomático, organismos internacionales etc.).
  • Apoyar a las Representantes de PBI en Europa y en EEUU en el desarrollo de estrategias de incidencia a nivel internacional.
  • Coordinar activaciones del Proyecto de PBI en Colombia (espacio de toma de decisión, Alerta de Acción, documento de activación, documentos de apoyo, evaluación de la activación, entre otros).
  • Elaborar análisis de coyuntura, contexto y riesgo con respecto a los impactos en la situación de derechos humanos en Colombia.
  • Representar al Proyecto en diversos espacios de incidencia en Colombia (seguimiento a las plataformas nacionales e internacionales etc.).
  • Coordinar y dar seguimiento al plan de interlocuciones con autoridades, junto con el Cibo y los equipos de terreno en nivel regional.
  • Aportar información sobre incidencia a diferentes partes del Proyecto (Recaudación de Fondos, Formación, etc.).
  • Coordinar las actividades de análisis, elaboración de políticas y velar por la coherencia de los discursos del Proyecto y de la priorización de temas de incidencia dentro y fuera de Colombia.

Coordinación Interna:

  • Hacer seguimiento a las regiones y coordinar el espacio Cibo. Hacer seguimiento de la coyuntura regional, nacional e internacional, garantizando coherencia discursiva y estratégica del proyecto frente al contexto colombiano.
  • Garantizar la formación inicial y continua de los enlaces Cibo y dar talleres de formación inicial a los/las voluntarios/as que ingresan al proyecto.
  • Responsable del seguimiento de la seguridad en el terreno.
  • Colaborar en la elaboración de cartas, respuestas a otras ONG internacionales y nacionales y entidades del Estado.
  • Asumir periódicamente la Guardia, es decir estar localizable, para responder a emergencias de los equipos y el resto del Proyecto, incluso durante los fines de semanas y festivos.
  • Apoyar el seguimiento a las estrategias nacionales y asuntos de seguridad que conciernen al proyecto.

Perfil de la persona candidata:

  • Estudios y formación relevantes para el puesto. Se valora altamente tener estudios a nivel de posgrado.
  • Disponibilidad para asumir un compromiso de un mínimo de dos años
  • Mínimo cuatro años de experiencia práctica en temas de incidencia política y publicaciones.
  • Será especialmente valorado haber colaborado con el Proyecto de PBI Colombia.
  • Disponibilidad y experiencia para trabajar por consenso y en una estructura horizontal.
  • Alto grado de responsabilidad y compromiso con el mandato de PBI Colombia y con las organizaciones y comunidades acompañadas.
  • Alta capacidad de investigación, análisis y entendimiento de la coyuntura política colombiana y sobre la situación de derechos humanos.
  • Demostrada experiencia en incidencia política en Colombia con diferentes interlocutores/as estatales y no estatales.
  • Excelente nivel de español. Excelentes capacidades y experiencia comprobada en redacción en español. Nivel alto del idioma inglés (escrito y hablado).
  • Conocimientos de diagramación con Adobe InDesign, conocimiento de WordPress para la actualización de la página Web, conocimiento de Photoshop para la edición de fotografías y conocimiento de Adobe Premier Pro para la edición de video (deseable).
  • Demostrada experiencia en coordinación de equipos de trabajo.
  • Capacidad de comunicación con personas de distintas nacionalidades.
  • Capacidad de tomar iniciativas y ser propositivo/a.
  • Capacidad de manejar estrés y trabajar bajo presión.

Términos y condiciones:

El cargo estará ubicado en Bogotá (todos los gastos de viajes estarán cubiertos). El contrato será de dos años (renovable según evaluación de desempaño) con un periodo de prueba de 3 meses, y una dedicación de 40 horas semanales y 30 días de descanso al año, más los fines de semana y festivos colombianos correspondientes.

  • Sueldo: 3.896.750 COP netos por mes (13 pagas anuales).
  • Una prima de repatriación por valor equivalente en COP a 230 euros al mes a partir del mes 7.
  • Política familiar de 450.000 COP por hijo/a al mes.
  • Cotización al sistema de salud, seguridad social y pensiones colombiano.
  • Seguro de medicina pre pagada.
  • PBI asume los gastos y trámites para la solicitud de visado.
  • Vuelo entrada y salida, si se encuentra fuera de
  • Vuelo anual de vacaciones al país de
  • Gastos de instalación si se encuentra fuera de
  • Teléfono
  • Almuerzos días hábiles.

Para Aplicar:
Consulta la vacante y términos de referencia completos aquí .

  • Fecha límite para recibir solicitudes: 15 de agosto 2021.
  • Fecha de entrevista: 17 y 18 de agosto de 2021.
  • Fecha para empezar a trabajar: 13 de septiembre de 2021

Por favor, enviar formulario de solicitud junto con su hoja de vida (de máximo 3 páginas) hasta la fecha tope indicada al correo electrónico: coordinacion.europa@pbicolombia.net con el asunto: “COORDINADOR/A DE VISIBILIZACIÓN: (nombre y apellidos)”.

 

Este puesto es solo para personas que NO son colombianas, por políticas internacionales de PBI. Invitamos a todas las personas colombianas a postular a las convocatorias de los proyectos de México, Guatemala, Honduras, Kenya e Indonesia. Para más información, visite www.peacebrigades.org

PBI abre convocatoria para Coordinador/a de Proyecto

Este cargo hace parte del área de Coordinación y puede ejercerse de manera remota fuera de Colombia. Trabaja en una supervisión de todas las áreas, y en especial colaboración con en el área de Recaudación de Fondos y Finanzas. Es responsable de la gobernanza del proyecto: PME, recaudación de fondos y finanzas, administración, supervisión legal y recursos humanos. Punto focal entre la estructura internacional y el COP. En coordinación con el Comité de Proyecto (CP) vela por la actualización, implementación, monitoreo y evaluación del plan estratégico y operativo del proyecto y sus áreas.

Funciones y Responsabilidades del puesto:

  • Representar externamente al proyecto de PBI Colombia.
  • Ser el punto focal con la estructura internacional de PBI y el COP como miembro, entre otros, del Consejo Internacional de Operaciones.
  • Coordinar y elaborar el Plan Estratégico trianual, en coherencia con el Plan Estratégico Global de PBI, mediante un mecanismo participativo dentro del Proyecto.
  • Coordinar la elaboración del Plan Operativo Anual con cada una de las áreas y vela por su coherencia con las estrategias del proyecto y monitorear su cumplimiento y adaptación.
  • Coordinación y seguimiento, junto con las áreas pertinentes, de consultorías externas para dar respuesta a necesidades identificadas en el COP.
  • Favorecer y promover la sinergia e integración del trabajo de las áreas.
  • Aportar a la rendición de cuentas del COP a través de la elaboración de los informes semestrales y anuales para donantes y PBI Internacional, así como el Informe Anual público.
  • Implementar el ciclo de proyecto, coordinando las Asambleas, Retiros y Comités de Revisión Estratégica y Operativa, promoviendo reflexiones estratégicas sobre nuestro modelo de protección y postura frente a las necesidades de las organizaciones acompañadas y la coyuntura colombiana.
  • Elaborar e implementar las políticas de recursos humanos relativas al personal del Equipo de Apoyo del COP, dando seguimiento al personal del Equipo de Apoyo del COP.
  • Implementación de talleres relativos a la Estructura y Estartegias del Proyecto en el marco del Plan de Formación del COP, tanto durante los encuentros de formación, la orientación inicial y formación continua de las brigadistas.
  • Velar por el cumplimiento de la legislación en los países en los que opera en coordinación con los abogados del COP y su Comité Legal.
  • Apoyar al área de Recaudación de Fondos y Finanzas en el seguimiento de los proyectos de cada donante, aportando una visión global. Supervisar que las finanzas del Proyecto se adaptan a las necesidades del COP.

Formación:

  • Estudios Universitarios en ciencias sociales
  • Maestría en cooperación al desarrollo o similares
  • Cursos, Talleres y diplomas en gestión de organizaciones no gubernamentales y enfoque de género basado en DDHH (deseado).

Experiencia:

  • Experiencia en gestión de proyecto: planificación, monitoreo y evaluación.
  • Experiencia de trabajo en países en conflicto.
  • Experiencia en coordinación de equipos.
  • Experiencia en gestión de RRHH.
  • Experiencia en supervisión de responsabilidades y obligaciones legales.

Habilidades:

  • Capacidad demostrada de comunicación a distancia.
  • Conocimiento de la situación de derechos humanos en Colombia.
  • Alta capacidad de comunicación con personas de distintas nacionalidades.
  • Autonomía, capacidad de tomar iniciativas y ser propositiva.
  • Figura integradora que valore el trabajo en grupo y con gran capacidad de escucha.
  • Buenas capacidades de análisis y de redacción.
  • Habilidad demostrada de trabajar en consenso.

Idiomas:

  • Español fluido, escrito y oral
  • Inglés fluido, escrito y oral.

Términos y condiciones:

Este puesto puede desarrollarse de manera remota fuera de Colombia, en cuyo caso, las condiciones serán las siguientes:

  • Contrato de 2 años en un país donde PBI cuente con sede, ampliable,conunperiodo de prueba de 3 meses, una jornada de 40 horas semanales, y 25 días de vacaciones, más los festivos nacionales del país en cuestión.
  • Sueldo bruto: 2.266 euros/mes (en Europa)
  • Apoyo anual a gastos médicos: 840 euros
  • Apoyo anual a gastos médicos:
  • Mínimo de dos viajes al año a Colombia de en torno a un mes de duración cada uno.

Si el/la candidato/a seleccionado/a desarrollará su labor desde Colombia, las condiciones serán las siguientes:

  • Contrato será de 2 años, ampliable, con un periodo de prueba de 3 meses, una jornada de 40 horas semanales, y 25 días de vacaciones, más los festivos nacionales de Colombia.
  • Sueldo: 3.896.750 COP netos por mes (13 pagas anuales).
  • Una prima de repatriación por el valor equivalente en COP a 230 euros al mes a partir del mes 7.
  • Política familiar de 450.000 COP por hijo/a al mes.
  • Cotización al sistema de salud, seguridad social y pensiones colombiano.
  • Seguro de medicina pre pagada.
  • PBI asume los gastos y trámites para la solicitud de visado.
  • Vuelo entrada y salida, si se encuentra fuera de
  • Vuelo anual de vacaciones al país de
  • Gastos de instalación si se encuentra fuera de
  • Teléfono
  • Almuerzos días hábiles.

Para Aplicar:
Consulta la vacante y términos de referencia completos aquí 

  • Fecha tope para recibir solicitudes: 11 de agosto de 2021.
  • Fechas para entrevistas: entre el 19 y 20 de agosto de 2021.
  • Fecha de incorporación: 13 de septiembre de 2021.

Por favor, enviar su formulario de solicitud cumplimentado junto con su hoja de vida (máxima de 3 páginas) hasta la fecha tope indicada, al correo electrónico: coar@pbicolombia.net con el asunto: “COORDINADOR/A DE PROYECTO: (nombre y apellidos)”.

PBI abre convocatoria para Coordinador/a de Recaudación de Fondos

El Proyecto Colombia de PBI recibe financiación de cerca de 25 entidades europeas y norteamericanas; la meta de recaudación para 2021 – 2022 es de alrededor de 800.000 Euros. El objetivo central del puesto es asegurar los ingresos para la estabilidad financiera del Proyecto.

Responsabilidades del puesto de Coordinador/a de Recaudación de fondos:

  • Diseñar e implementar la estrategia anual de recaudación de fondos para el Proyecto
  • Planificar, desarrollar y ejecutar la estrategia para la gestión de recursos, incluyendo la búsqueda de nuevas fuentes de financiación.
  • Redactar una propuesta general de financiación y los informes de rendición de
  • Formulación de proyectos y presupuestos específicos en español e inglés.
  • Coordinar con los Grupos Nacionales de PBI la presentación de solicitudes e informes a las agencias financiadoras.
  • Representar a PBI Colombia frente a los financiadores; participar en reuniones y hacer seguimiento con éstos.
  • Participar en el Grupo de Trabajo Internacional de Recaudación de Fondos de PBI para acordar estrategias globales e intercambiar buenas prácticas.
  • Mantenerse informado sobre la coyuntura en Colombia y las actividades del
  • Sistematización de datos para el monitoreo de la actividad e impacto de PBI Colombia para la rendición de
  • Participar en las reuniones mensuales del Comité de Administración y Finanzas, que planifica y da seguimiento a la ejecución
  • Coordinar con el equipo financiero las auditorias institucionales y específicas de los donantes.
  • Representar al área de Recaudación de Fondos y finanzas en la Asamblea del Proyecto PBI Colombia y en la toma de decisiones estratégicas, brindando la información financiera

PERFIL DEL/DE LA COORDINADOR/A DE RECAUDACIÓN DE FONDOS REQUISITOS ESENCIALES:

  • Experiencia demostrada de al menos, 2 años en recaudación de fondos y gestión de proyectos (formulación, monitoreo y justificación) de agencias de cooperación, fundaciones y
  • Estudios universitarios relevantes (cooperación internacional, relaciones internacionales, comunicaciones, ciencias sociales o campos relacionados) o experiencia relevante en posiciones semejantes.
  • Dominio de la herramienta de Marco Lógico como formato de formulación, monitoreo y evaluación (M&E).
  • Imprescindible dominio profesional del español (lengua materna o estudios superiores) y valorable el dominio de inglés en formato leído, escrito y hablado .
  • Dominio profesional de programas relevantes (todo el paquete Office; conocimientos de otros programas serán valorados).
  • Alta capacidad de trabajar en equipo y en estructuras horizontales: los servicios que preste se ejercerán bajo el principio organizativo de la “no jerarquía”.
  • Capacidad de planificación de las tareas propias de su área con gran autonomía.
  • Flexibilidad en los tiempos dedicados al servicio y capacidad para prestar servicio bajo presión para cumplir con los plazos

CUALIDADES Y CONOCIMIENTOS DESEABLES:

  • Visión global de la misión de las ONG y agencias
  • Conocimiento y compromiso con la misión de
  • Conocimientos de
  • Conocimiento de la situación de derechos humanos en
  • Capacidad de realizar sus tareas en un ambiente

CONDICIONES DEL PUESTO:

Este puesto estará ubicado en Bogotá. El contrato será de 2 años, ampliable, con un periodo de prueba de 3 meses, una jornada de 40 horas semanales, y 25 días de vacaciones, más los festivos nacionales de Colombia.

  • Sueldo: 3.896.750 COP netos por mes (13 pagas anuales).
  • Una prima de repatriación por el valor equivalente en COP a 230 euros al mes a partir del mes 7.
  • Política familiar de 450.000 COP por hijo/a al mes.
  • Cotización al sistema de salud, seguridad social y pensiones colombiano.
  • Seguro de medicina pre pagada.
  • PBI asume los gastos y trámites para la solicitud de visado.
  • Vuelo entrada y salida, si se encuentra fuera de
  • Vuelo anual de vacaciones al país de
  • Gastos de instalación si se encuentra fuera de
  • Teléfono
  • Almuerzos días hábiles.

Para Aplicar:
Consulta la vacante y términos de referencia completos aquí 

  • Fecha tope para recibir solicitudes: 8 de agosto de 2021.
  • Fechas para entrevistas: entre el 10 y 11 de agosto de 2021.
  • Fecha de incorporación: 13 de septiembre de 2021.

Por favor, enviar su formulario de solicitud cumplimentado junto con su hoja de vida (máxima de 3 páginas) hasta la fecha tope indicada, al correo electrónico: fundraiser2@pbicolombia.net con el asunto: “COORDINADOR/A DE RECAUDACIÓN DE FONDOS: (nombre y apellidos)”.

 

Este puesto es solo para personas que NO son colombianas, por políticas internacionales de PBI. Invitamos a todas las personas colombianas a postular a las convocatorias de los proyectos de México, Guatemala, Honduras, Kenya e Indonesia. Para más información, visite www.peacebrigades.org

«Trabajando en lo cotidiano por un mundo donde quepamos todxs y cada unx de nosotrxs»

Le damos una gran bienvenida a estas maravillosas personas que se acaban de unir al proyecto de PBI Colombia. Viajaron de Argentina, Irelanda, Chile, Italia, Grecia, el Estado Español, el País Vasco y Noruega para acompañar a personas defensoras de derechos humanos amenazadas por su labor. Aquí les presentamos:

Aldana, Argentina

Mi nombre es Aldana, de nacionalidad Argentina. Desde hace varios años conozco la labor que desempeña PBI en el territorio Colombiano y responden a muchos de los valores que me conducen.  A lo largo de mi vida me he formado en el área social y comunitaria, transitando espacios e instituciones que se relacionan con la defensa de los Derechos Humanos. Como mujer Latinoamericana estoy muy comprometida con las diversas realidades de nuestro continente. Cada una de estas realidades con su impronta particular, se identifican en una historia común, una historia cargada de lucha y resistencia. Es por esta razón que hoy me encuentro feliz de tener la oportunidad de estar al servicio de la comunidad de mi continente. Este es el gran motivo que me inspiró e inspira a ser parte del proyecto de PBI Colombia. Considero que es una organización que responde de manera concreta a las problemáticas que hoy atraviesa este país, colaborando en la construcción de una paz estable y duradera. Y por sobre todas las cosas, trabajando en lo cotidiano por un mundo donde quepamos todxs y cada unx de nosotrxs.

Delia, Chile

Hola! Soy Delia, chilena. El arraigado sentimiento de pertenencia y reconocimiento a este continente, me hace sentir comprometida con su historia, su maravillosa cultura y con la defensa de los derechos humanos, aquí tan vulnerados.

En mi camino hacia aquí, desarrollé pasantías a nivel interamericano, tanto en la Comisión como en la Corte IDH, donde me correspondió analizar numerosísimos procesos, en todas sus instancias, de manera que mi acercamiento a este tema, hasta ahora, fue intelectual. Sin embargo, el gran impacto que me causó la violencia sociopolítica imperante en Colombia, que se arrastra por tantas décadas, me llevó a buscar una forma de colaborar más directamente en la defensa de los derechos fundamentales del pueblo colombiano.

Fue así que, muy bien asesorada por mi amigo Fidel, que tenía excelentes referencias de PBI, decidí participar como brigadista de terreno en Colombia, (“tan linda y buena” -como le cantara el guajiro cubano Polo Montañez). Interactuar, colaborar, acompañar y observar de cerca los procesos de las organizaciones, defensores y comunidades que, incansablemente, contra viento y marea, persisten en su justa lucha, me pareció mucho más eficaz y gratificante que resumir cientos de páginas de procesos judiciales, donde sentía que mi aporte era exiguo.

El enfoque de protección integral de PBI, sus mandatos, ejes de trabajo y principios, que he venido conociendo, me ha hecho sentir útil y absolutamente comprometida con lo que pretendía y vine a hacer. Convencida de que esta experiencia implica participar de la más pura riqueza humana y será un aprendizaje excepcional, me despido.

Tasos, Grecia

¡Hola! Me llamo Tasos y soy de Grecia. Me siento agradecido de participar en este proyecto con Brigadas de Paz y caminar con las personas defensoras quienes están facilitando el proceso de paz en Colombia. Hay mucho que aprender de las comunidades pacíficas y las defensoras de derechos humanos que arriesgan su vida por la lucha de un cambio social, justo y pacífico. Es un momento crítico para Colombia con muchos desafíos, pero al mismo tiempo el pueblo colombiano tiene la resiliencia y el poder para construir una paz estable y duradera.

Ruth, Estado Español

Siempre explico que tengo un CV muy variado, he sido bailarina, animadora turística, he trabajado en organización de eventos, hostelería y hasta tuve una agencia de viajes. Mientras trabajaba como azafata de vuelo para una aerolínea inglesa, estudié sociología. Y cuando decidí reorientar mi carrera profesional hacia el sector social, trabajé en un centro de emergencia para menores extranjeros no acompañados, pero me quedaba pendiente trabajar en terreno. Una de esas cosas que siempre había pensado hacer, pero por circunstancias todavía no había tenido la oportunidad.

Descubrí PBI gracias a una compañera de un curso de logística humanitaria, me interesé por la organización y me pareció una muy buena manera de empezar en terreno. Poder aportar mi granito de arena y ayudar para que los defensores y las defensoras de derechos humanos en Colombia puedan seguir realizando su trabajo y así construir una paz duradera en este maravilloso país.

¡Me siento muy afortunada de tener la oportunidad de estar aquí y participar en este proyecto con PBI!

Jason, Irelanda

Llegué a Colombia por primera vez en julio 2016, un mes después de la firma del Acuerdo de Paz. Pasé dos años y medio viviendo en una Colombia en transición. Me pareció que había mucha esperanza para el futuro. Aunque me fui de Colombia a finales de 2018, seguí la situación en el país y el progreso del Acuerdo de Paz con mucho interés. Me decepcionó observar la trayectoria del país durante los últimos años y el aumento de violencia enfrentada por las personas defensoras de los derechos humanos y los líderes comunitarios.

Quería volver para hacer lo que pudiera para apoyar el proceso de paz. Por suerte, una compañera me recomendó PBI. Me impresionaron mucho los principios y las estrategias de la organización, sobre todo la no injerencia. Me encantó la propuesta de poder proteger y facilitar, a través de acompañamiento, el importante trabajo de las organizaciones colombianas de derechos humanos. Ya hemos conocido a algunas personas defensoras en nuestra formación y me han inspirado muchísimo. Será un honor acompañarles. Me siento muy agradecido de estar aquí en Colombia con PBI y estoy muy emocionado de empezar.

Margherita, Italia

En 2019 escuché por primera vez el testimonio de un voluntario italiano que había pasado dos años en la comunidad de paz de San José de Apartado. Rara vez el compromiso no violento en medio de un conflicto, ya sea individual o colectivo, obtiene una resonancia internacional equivalente a las crónicas más oscuras de la guerra; nunca había oído hablar de la comunidad de San José y mi conocimiento sobre el conflicto colombiano se limitaba principalmente a unos pocos artículos académicos que trataban el tema mucho más conocido de la «guerrilla».

Un año después, durante la maestría en “Derechos Humanos y Manejo de Conflictos”, una colega me habló de PBI y por segunda vez me encontré con el nombre de la comunidad, acompañada por la organización. Lo que más me llamó la atención del trabajo de PBI fue su compromiso de no injerencia respecto a la autodeterminación de los pueblos: no hay nada que como actores externos se pueda enseñar, o imponer, a quienes viven un conflicto todos los días y resiste de forma no violenta, si no al revés. Sin embargo, esto no significa permanecer neutrales ante las violaciones de derechos humanos, sino acompañar a las personas involucradas en procesos de paz, caminando a su lado.

La profunda ética de trabajo de PBI es lo que más me impulsó a tomar este camino. Creo que el año y medio de voluntariado que tengo por delante con mi equipo en Urabá estará lleno de frustraciones y alegrías; sin embargo, estoy lista a afrontar este desafío con la auténtica felicidad de haber llegado hasta aquí, con la convicción de que el cambio, por pequeño que sea, siempre es posible.

Íñigo, País Vasco

Conocí PBI a través de varios informes en los que relataban la resistencia pacífica de la comunidad de San José de Apartadó. En ese entonces estaba cursando mi posgrado en Colombia y trabajando en temas de comunicación de Paz y Derechos Humanos. Mi gran interés durante mis años de especialización era el enlace entre acción humanitaria y construcción de Paz. Siento que por su trabajo PBI brinda este tipo de protección a todas esas personas comprometidas con la construcción de paz desde lo local mediante la defensa de todos esos derechos universales que se han visto afectados durante décadas de violencia. Las personas defensoras, de la vida, de la tierra, de la cultura, de su país y de su identidad y sus mecanismos de resistencia me inspiran a seguir por este camino que por el momento me ha traído hasta PBI.

Durante los próximos 18 meses estaré en Urabá y tendré la suerte de poder conocer a la comunidad de Paz de San José, a través de la cual conocí PBI. Sin duda será un tiempo lleno de aprendizaje y conocimiento sobre el trabajo colectivo de comunidades y las personas que lo conforman. Espero que durante estos meses pueda contribuir a la labor de las organizaciones y personas acompañadas y que todo esto sea un proceso mutuo en el que ambas partes podamos aprender.

Hannah, Noruega

Lo que me llamo la atención la primera vez que conocí a PBI, fue qué progresista y moderna es la manera de trabajar. Particularmente los principios de horizontalidad y la no injerencia son herramientas en las que tengo mucha confianza. Para lograr el fin de proteger el espacio alrededor de defensoras de derechos humanos, la no injerencia nos permite hacer exactamente eso: las personas defensoras son los expertos en su trabajo, y nuestro mandato es proteger su poder y derecho de hacer ese trabajo en paz. Cada vez más vemos que esta manera de trabajar es lo más sostenible.

Cuando abrió la oportunidad de hacer este tipo de trabajo, sentí como había encontrado el mejor proyecto en trabajar en términos de derechos humanos. Siempre quise poner mi pasión en práctica. Mis estudios y trabajo hasta ahora se han focalizado sobre todo en el medio ambiente, la protección de las selvas del mundo, los océanos y los ecosistemas vulnerables. Si protegemos al espacio de las defensoras y defensores de los derechos humanos, al mismo tiempo protegemos al medio ambiente a largo plazo. Son dos caras de la misma moneda. Me alegro mucho que me ha presentado la oportunidad de trabajar con PBI en Colombia. Creo que ser brigadista requiere habilidades analíticas, compromisos fuertes y pasión para los principios de la organización, y ese me suena mucho. Creo que también va a ser un aprendizaje para la vida, y muy enriquecedor para mí, personalmente.

 ¡Bienvenidas y bienvenidos a PBI Colombia!

Protesta social en Colombia: la esperanza de una vida digna para todos y todas

Para muchas personas, el Paro Nacional en Colombia fue un símbolo de la democracia y la esperanza de poder cambiar el estatus quo en el que vive la sociedad y el país.[1] El 21 de noviembre 2019, de hecho, más de 250.000 ciudadanos y ciudadanas, según cifras registradas por el Gobierno, salieron a las calles para manifestar su descontento con la realidad y para exigir el respeto a los derechos humanos.

Sin embargo, la esperanza fue golpeada por los disturbios, abusos y violencia que vivió la población aquel día en que, el mismo Ministerio de Defensa, habló de “122 civiles heridos y tres fallecidos”[2]. Pero esos hechos violentos no se redujeron a un solo día. La violencia de la Fuerza Pública se convirtió en normalidad en el marco del Paro Nacional. Un ejemplo de ello fue el asesinato del joven Dilan Cruz, disparado por un agente del Esmad (Escuadrones Móviles Antidisturbios de la Policía Nacional))[3] el 23 de noviembre de 2019. El Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP), organización acompañada por PBI, lleva la representación de la familia de Dilan[4]. El caso fue remitido a la justicia militar[5], ante lo cual, recientemente Human Rights Watch ha solicitado a la Corte Suprema de Colombia que tenga en cuenta que, de acuerdo al derecho internacional, los derechos humanos y sus estándares internacionales, el caso de Dilan Cruz debería se remitido a la justicia ordinaria[6].

Dilan Cruz

A inicios del 2020 el clima de movilizaciones sufrió un freno debido a la pandemia del Covid 19 y el consecuente confinamiento. Sin embargo, las protestas volvieron a resurgir con fuerza el 9 de septiembre en Bogotá, tras la muerte del estudiante de derecho Javier Ordóñez[7], que falleció luego de un control policial donde se evidenciaron abusos de la fuerza.[8]

Este hecho particular, en el marco de muchas semanas de violencia exacerbada en el País, desataron una ola de protestas en varios sectores de Bogotá en las noches del 9, 10 y 11 de septiembre, que fue respondida de manera excesiva por parte de la Policía Nacional. Fotografiás y videos muestran escenarios impactantes de agentes de la Fuerza Pública golpeando a personas esposadas sin posibilidad de protegerse, uniformados, pero también personas de civil disparando con fusiles hacia la población civil y CAIs (Centros de Atención Inmediata de la policía) en llamas.[9] En tan pocos días de protestas se produjo un resultado sin precedentes: 13 personas muertas -al menos 8 de ellas por haber recibido disparos de armas de fuego-, más de 200 civiles lesionados[10] y y 75 personas detenidas por hechos asociados a las manifestaciones[11]. Además, se reportaron denuncias de torturas, detenciones arbitrarias y abuso sexual[12] por parte de agentes del Estado[13].

Este uso indiscriminado de la fuerza y de la violencia sucedió sin control legal alguno por parte de las autoridades[14]. Dentro de estos hechos, se encuentran incidentes sufridos por organizaciones acompañadas por PBI, entre ellas: el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (Cajar)[15], la Fundación Nydia Erika Bautista (FNEB)[16] y la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (J&P)[17].

En este contexto, PBI acompañó en varias ocasiones misiones de verificación y actividades de organizaciones acompañadas, como lo fue el 10 de septiembre de 2020, al Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP) en su trabajo legítimo de verificar el cumplimiento de los derechos humanos por parte de la Fuerza Pública en el marco de la campaña “Defender la Libertad: asunto de tod@s[18], así como el 13 de septiembre a la organización DH Colombia durante una vigilia por un joven que se encontraba en una clínica en estado crítico, tras recibir dos disparos[19].

PBI acompañó a DH Colombia en un vigil en Bogotá

DH Colombia[20], ademas, asumió legalmente varios casos de personas lesionadas o asesinadas en esas protestas y en diciembre de 2020 radicó una denuncia en contra del entonces Ministro de Defensa, Carlos Holmes (fallecido en enero de 2021), el director de la Policía Nacional y otros altos mandos policiales solicitando que se investigue la responsabilidad que estos pudieran tener, por línea de mando, en los hechos ocurridos en septiembre de 2020.[21] Como primer paso para alcanzar verdad y justicia, a principio del 2021 se imputaron cargos a varios policías considerados responsables directos de la muerte de dos jóvenes en el barrio Verbenal el 9 de septiembre[22] y de una mujer asesinada en la localidad de Suba[23]. A pesar de eso, DH Colombia denunció la general falta de una adecuada respuesta judicial, a distancia de 6 meses de los hechos[24], además de subrayar la intención deliberada y premeditada de ocultar los crímenes que se cometieron, bajo instrucciones compartidas.

Uso excesivo de la fuerza: una constante histórica en Colombia

Históricamente en Colombia, la respuesta del Estado a la protesta pacífica ha sido marcada por la violencia. PBI acompaña a DH Colombia en dos casos judiciales relacionados con Nicolás Neira, joven asesinado a manos del Esmad en el 2005.[25] El 25 de enero de 2021, en una sentencia histórica, un agente del Esmad fue condenado por el juzgado 18 Penal del Circuito de Bogotá por el delito de homicidio en la modalidad de dolo eventual[26], en la primera condena a nivel nacional de un miembro del Esmad por hechos resultantes de un uso excesivo de la fuerza en la protesta social. En el segundo juicio, el 25 de marzo de 2021, en una decisión igualmente histórica se condenó al Comandante del Esmad en 2005, el Mayor Mauricio Infante Pinzón, por el delito de favorecimiento al homicidio de Nicolás, debido al encubrimiento que intentó realizar a raíz del asesinato. Así mismo se reconoció, como pocas veces se ha hecho, la responsabilidad de la cadena de mando en los hechos.[27] Hay que subrayar que estas condenas llegaron después de 15 años de los hechos.

Campaña de justicia para Nicolas Neira

Tras la violencia ocurrida en noviembre de 2019 en el marco del Paro Nacional, movimientos estudiantiles, víctimas de violencia policial y varias organizaciones no gubernamentales y colectivos de abogadas/os, entre ellas DH Colombia, el CSPP y el Cajar, acompañadas por PBI[28],  presentaron una acción de Tutela solicitando la protección del derecho fundamental a la protesta, la libertad de expresión y de prensa[29], lo que concluyó con el histórico fallo de la Corte Suprema de Justicia, el 22 de septiembre de 2020[30]. Con esta Tutela, quedó demostrado que “el Esmad realizó una intervención sistemática, arbitraria y violenta en las protestas y la forma de actuar del Gobierno y la Policía Nacional en el marco de las protestas violó los derechos constitucionales de quienes se manifestaron”[31]. La Corte confirmó lo que las organizaciones ya sabían: “existió -y puede seguir existiendo- una reiterada y constante agresión desproporcionada de la Fuerza Pública respecto a quienes, de manera pacífica, se manifestaron”[32]. Asimismo, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca falló a favor de dicha Tutela[33].

Estas dos Cortes ordenaron al Estado, a la Fuerza Pública y a las administraciones distritales realizar diversas acciones, para no repetir esta falta de garantías a la protesta pacífica. A nivel distrital ya se está empezando un proceso a favor de las manifestaciones, con una mesa de diálogo y la revisión del protocolo de la protesta con participación de la sociedad civil[34]. En cuanto al proceso a nivel nacional, los avances no son tan satisfactorios, ya que, por existir dos fallos judiciales de dos Cortes diferentes, se generan confusiones. Esto se puede ver, por ejemplo, en el rechazo de las organizaciones sociales al protocolo temporal para las manifestaciones (resolución 1139), promulgado el 20 de octubre 2020 por el Gobierno. Como afirma Jomary Ortegón Osorio, presidenta del Cajar: “Amparados en una decisión del Tribunal de Cundinamarca sobre las reglas para la protesta, el Ministerio del Interior expidió un protocolo que no se ajusta a la Tutela de la Corte Suprema”[35].

Todavía existe largo camino y muchos obstáculos para las personas manifestantes y las que defienden los derechos de la protesta pacífica, pero este fuego de esperanza nunca se ha apagado por completo. En un CAI de la ciudad de Bogotá, completamente destruido y quemado por manifestantes, en donde falleció Julieth Ramírez, la comunidad construyó posteriormente, a los dos días del terror, una biblioteca. Y no es el único sitio: en toda la capital se empezaron a transformar aquellos sitios de miedo en centros culturales y de conmemoración[36].

La protesta pacífica como una herramienta de la democracia, para mostrar su descontento y para exigir una mejoría de las políticas a favor de la sociedad, no solo está ocurriendo en la capital sino también en otras zonas del país. En octubre 2020, la Minga indígena conformada por aproximadamente 9000 personas de varios departamentos del Suroccidente colombiano, inició en el capital del Valle del Cauca, Cali, donde los participantes tenían el propósito de encontrarse con el presidente de Colombia, Iván Duque. Su meta era buscar en conjunto la manera de parar los asesinatos de líderes y lideresas sociales, las masacres y de exigir el derecho a la vida de todo el pueblo colombiano. Ya que el alto mandatario no atendió esta solicitud, la Minga decidió movilizarse hasta Bogotá, con la esperanza que esta vez sí les atendieran[37]. Aunque el Gobierno no se reunió con la Minga y a pesar de las estigmatizaciones en contra del movimiento indígena[38], el día 21 de octubre de 2020 se unieron las protestas del Paro Nacional y La minga, de manera completamente pacífica[39], se ampliaron las esperanzas y se intensificaron las voces, para exigir lo mismo: una vida digna para todos y todas.

A más de un año de las protestas de noviembre del 2019, permanece la necesidad de diálogo entre el Gobierno y las organizaciones sociales, para poder garantizar la seguridad y el derecho a salir a las calles y manifestarse sin miedo. El derecho a la protesta social en Colombia sigue siendo un desafío para las personas que deciden ejercerlo, debido a la fuerte represión. Sin embargo, las organizaciones seguirán luchando al lado de familiares y amigos/as de las víctimas reclamando verdad y justicia, las calles y sus murales seguirán hablando y recordando a las caras de las personas víctimas de tal brutalidad y, sin duda alguna, la ciudadanía seguirá saliendo a las calles, reclamando sus derechos y mejores condiciones de vida.

Equipo Bogotá

[1]Agencia de Información Laboral – AIL: El Paro Nacional significa esperanza para el país según reciente encuesta, 02 de diciembre 2019

[2] Voa Noticias: Colombia: Paro nacional deja 273 heridos y tres muertos, 22 de noviembre 2019

[3] Colombia Informa, Asesinato de Dilan Cruz: nueve meses de impunidad, 24 de agosto de 2020

[4]W Radio, Velatón por un año de la muerte de Dilan Cruz, 23 de noviembre de 2020

[5]El Tiempo, ¿Por qué volvieron a enviar caso de Dilan Cruz a la Justicia Militar?, 29 de agosto de 2020

[6]Human Rights Watch, Amicus Curie sobre el caso de Dilan Cruz, 24 de marzo de 2020

[7] Contagio Radio, El abogado Javier Ordóñez fue asesinado por la Policía afirman sus familiares, 09 de septiembre de 2020

[8]El Tiempo: Javier Ordóñez, el asesinato que sumió a Bogotá en un caos, 12 de septiembre 2020

[9] Momento 24: Veeduría denuncia presuntos hechos de “para-policía” en las protestas de Bogotá, 18 de septiembre 2020

[10] El Cronista, Movilizaciones, cacerolazos y velatón en todo el país, 15 de septiembre de 2020

[11]Cuestión Pública: Al menos 13 asesinados en medio de abuso policial, 10 de septiembre de 2020

[12] CIJP: ONG denuncia abuso sexual a 3 mujeres en CAI durante protestas, 12 de septiembre de 2020

[13] Cuestión publica, La Noche del 9S primera entrega, 13 de septiembre de 2020

[14] Cceeu: Ante los graves hechos de violencia policial, urgen reformas estructurales, 16 de septiembre de 2020

[15] Cajar: Tweet, 10 de septiembre de 2020

[16] FNEB: Tweet,16 de septiembre de 2020

[17] CIJP: Agresiones a defensoras de J&P y periodista de Contagio Radio, 10 de Septiembre 2020

[18]Defender la Libertad: Quienes Somos

[19]DH Colombia: Acción Urgente, 10 de septiembre de 2020

[20] DH Colombia, Acción Urgente, 09 de septiembre 2020

[21] El Espectador, La denuncia que se viene en contra del ministro de Defensa por las protestas del 9S, 11 de diciembre de 2020

[22] La Silla Vacía, La Silla reconstruye cómo policías mataron a los tres jóvenes de Verbenal, 28 de septiembre de 2020

[23] El Espectador, Imputan cargos a policía investigado por homicidio en medio de protestas del 9-S, 19 de enero de 2021

[24] DH Colombia, 152 días de la masacre del 9 de septiembre de 2020. 152 días de impunidad, 9 de febrero de 2021

[25] El Espectador, Los obstáculos para que haya justicia en el caso de Nicolás Neira, 15 años después, 01 de mayo de 2020

[26] El Tiempo, Condenan a policía del Esmad por homicidio del joven Nicolás Neira, 25 de enero de 2021

[27]  Semana, Mayor retirado que encubrió la muerte de Nicolás Neira fue condenado, 26 de marzo de 2021

[28] Comisión Colombiana de Juristas: Una acción de tutela para que se proteja el derecho a la protesta social y otros derechos fundamentales, 16 de diciembre 2019

[29] Defender la Libertad, Corte Suprema de Justicia Protege el Derecho a la Protesta frente a la violencia Policial, 23 de septiembre de 2020

[30] El Espectador,  Los detalles del histórico fallo que ordena frenar abuso policial en la protesta, 22 de septiembre de 2020

[31]Dejusticia: Corte Suprema de Justicia protege el derecho a la protesta frente a la violencia policial, 22 de septiembre 2020

[32]Idem

[33]El Tiempo: Este es el protocolo para las manifestaciones y marchas públicas, 20 de octubre 2020

[34]Alcaldía de Bogotá: Distrito hará propuesta del protocolo de protestas con organizaciones sociales, 05 de octubre 2020

[35]El Tiempo: Reparos de tutelantes a cumplimiento de fallo que protege la protesta, 23 de octubre 2020

[36]El Espectador: Organizaciones piden a la Corte Suprema proteger la protesta social, 11 de septiembre 2020

[37]Semana: Indígenas anuncian que “si Duque no va a Cali, la Minga irá a Bogotá”, 12 de octubre 2020

[38]El Tiempo: Reparos de tutelantes a cumplimiento de fallo que protege la protesta, 23 de octubre 2020

[39]Publimetro: «No hubo infiltrados del Eln, tampoco de las Farc»: Claudia López entrega balance de marchas, 21 de octubre 2020