Operación Dragón

En la Operación Dragón, líderes sindicales, defensores de derechos humanos y dirigentes políticos del Valle del Cauca fueron objeto de un plan de asesinato y una campaña de desprestigio.

En agosto de 2004, la Fiscalía y el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) descubrieron una serie de documentos oficiales que detallaban los aspectos de la Operación Dragón, un ejercicio de seguimiento ilegal sobre 170 personas, (una de las víctimas es Berenice Celeyta, presidenta de Nomadesc y actualmente acompañada por PBI[1]), con el supuesto fin de asesinar a personas defensoras de derechos humanos, representantes sindicales y miembros de la oposición política en Colombia. La Fiscalía ha comprobado que la Tercera Brigada, la Policía de Cali y el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) apoyaron y colaboraron en esa recolección de información[2].

En octubre de 2011 fueron capturados tres militares por su participación en la Operación Dragón[3], cuyo presunto coordinador fue el coronel Julián Villate Leal[4], (quien además fue designado coordinador de seguridad de la Embajada de los Estados Unidos en Bogotá, entre diciembre de 2004 y julio de 2005, después de que la operación fuera puesta en conocimiento de la opinión pública[5]). En 2011, la Fiscalía ordenó la captura de tres oficiales, entre ellos el coronel Villate Leal, y los llamó a juicio en 2013 por el delito de concierto para delinquir[6]. Según Jorge Molano, después de haber llamado a juicio a los tres oficiales, la Fiscalía lo modificó a ser el delito de concierto para delinquir simple, argumentando que no existían pruebas que ellos quisieron matar a defensores de derechos humanos o sindicalistas, y ordenó su libertad.

Para Jorge Molano, la Operación Dragón sigue siendo “un caso de alarmante y descarada impunidad”[7]. En 2007, el abogado presentó el caso al Sistema Interamericano de Derechos Humanos en donde se encuentra en fase de admisibilidad[8].

La primera semana del mes de septiembre de 2016, se inicia el juicio público ante el juzgado 4 especializado de Cali en contra del Coronel Villate, del mayor Hugo Abondano Mikan, y del mayor Marco Fidel Rivera Jaimes[9].


Notas de pie

[1] Human Rights First: Baseless Prosecutions of Human Rights Defenders in Colombia, 2009
[2] Ibíd.
[3] El Espectador: Primeras detenciones por ‘Operación Dragón’, 3 de octubre de 2011
[4] El Tiempo: Asegurados tres oficiales del ejército por seguimiento a sindicalistas, 3 de octubre de 2011
[5] Noticias Uno: Operación Dragón en la embajada de EEUU en Colombia, 6 de mayo de 2007; Associated Press: Alleged assassin worked at US Embassy in Colombia, 25 abril de 2007
[6] El Espectador: Op. cit., 3 de octubre de 2011; Entrevista a Jorge Molano, 16 de septiembre de 2015
[7] PBI Colombia: Operación Dragón: “Un caso de alarmante y descarada impunidad”, dice el abogado Jorge Molano, 14 de mayo de 2012; Según Molano, “el resto de los vinculados al caso, el jefe de seguridad de Cali, gerente de Cali, la Superintendente de servicios públicos, la Jefatura de Inteligencia de la Tercera Brigada, el personal del DAS que participó y de la Policía, siguen cubiertos con impunidad”. Entrevista a Jorge Molano, 16 de septiembre de 2015
[8] Entrevista a Jorge Molano, 16 de septiembre de 2015
[9] Entrevista a Jorge Molano, 29 de agosto de 2016

Deja un comentario