MUJERES QUE DAN LA VIDA

Regreso de Buenaventura, del Espacio Humanitario de Puente Nayero. Regreso de conversar y compartir con sus mujeres. Vuelvo impresionada y con ganas de contar.

Las mujeres de Puente Nayero son hermosas, rotundas, caminan como si bailaran y cuando sonríen se iluminan. Pero les ha tocado duro, muy duro, y desde siempre. Porque esta calle ha marcado sus vidas.

FK5A9513

La calle del Puente de los Nayeros está en el barrio La Playita de Buenaventura, un barrio de bajamar habitado por pescadores. Esta calle hace unos 60 años no existía. Sólo había mar. Porque Puente Nayero es un territorio ganado al Pacífico apilando con mucho esfuerzo toneladas y toneladas de basura, conchas y escombros.

Y ellas, las mujeres, estuvieron ahí. Aún recuerdan el hedor, tanto dolor y la podredumbre extrema.

Cuando la calle se terminó, las casas de madera, sostenidas en el agua sobre palitos larguísimos, flanqueaban una pasarela firme en la que transcurría la vida.

Y entonces, las mujeres, pasaban muy sabroso celebrando cada día.

Pero la violencia también llegó al Puente de los Nayeros. La calle quedó bajo el control paramilitar. Había toque de queda, tiroteos, se pagaban “vacunas” y se escuchaban los gritos de los desmembrados desde “la casa de pique”.

Y las mujeres, en este HORROR, se encerraron en sus casas, atemorizadas y algunas brutalmente violadas.

El 13 de abril de 2014 Puente Nayero se conformó como Espacio Humanitario provisto de medidas cautelares otorgadas por la CIDH para la protección de la población civil.

FK5A9577

Y estas mismas mujeres, golpeadas y absolutamente traumadas, son las que salieron de sus casas a llenar la calle de alegría.

De dónde sacarán la fuerza para criar hijos, recoger agua, trenzar sus cabellos, bailar, jugar bingo, y hasta liderar procesos comunitarios. Aunque son muchas las que lloran al narrar su historia, siguen ahí. No desfallecen. Continúan.

Cómo no admirar a estas mujeres valientes…mujeres tenaces que dan la vida.

Bego, brigadista del Estado Español

FK5A8714

Un pensamiento en “MUJERES QUE DAN LA VIDA”

Deja un comentario