El caso de la Operación Génesis vs. Colombia

En 1996 y 1997, dos operaciones militares marcaron el destino de la población del Bajo Atrato: la ‘Operación Septiembre Negro’, desarrollada principalmente en Curbaradó, Jiguamiandó (Chocó) y Dabeiba (Antioquia), junto con la ‘Operación Génesis’ en Cacarica y Salaquí[1] (Chocó), provocando el desplazamiento forzado de aproximadamente 15.000 personas[2], la posterior militarización de la zona y un registro de más de 70 crímenes entre asesinatos y desapariciones forzadas[3].

Cijp representó a la parte civil en el proceso judicial contra el general del Ejército retirado (r)  Rito Alejo del Río, quien fue investigado por el asesinato del campesino Marino López, habitante de Cacarica de la Comunidad de Bijao, ocurrido en el desarrollo de la ‘Operación Génesis’.

Cacarica3

El general (r) Rito Alejo del Río, quien se encuentra detenido desde septiembre de 2008, ha sido llamado por diversos sectores sociales, económicos y políticos como “el Pacificador de Urabá” pese a que ha sido señalado de ser uno de los apoyos más importantes del paramilitarismo en la región desde la comandancia de la Brigada XVII del Ejército, entre los años 1995 y 1997[4]. En agosto de 2012, del Río fue condenado por la justicia colombiana a 25 años de prisión por el asesinato de Marino López[5]. Según Danilo Rueda, el asesinato del señor López “es sólo un hecho de los más de 200 crímenes de lesa humanidad que fueron documentados”[6].

En 2011 Cijp llevó el caso de la ‘Operación Génesis’ ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH)[7] la cual, el 27 de diciembre de 2013, condenó al Estado colombiano como responsable del desplazamiento masivo del año 1997, desarrollado conjuntamente por el Ejército y los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), y del asesinato de Marino López[8]. Cijp hace seguimiento a la implementación de las medidas, sin embargo, de acuerdo con la valoración de Cijp, hasta hoy no ha habido mayores avances[9].


Cuentos del terreno: “Luchando por una vida digna, por la justicia”


Por ello, en febrero del 2015, en los eventos de conmemoración de los 19 años de la Operación Génesis, una víctima expresó su decepción frente a la falta de voluntad y de compromiso por parte del Estado para reparar a las víctimas: “La Corte Interamericana falló a nuestro favor, pero hoy no vemos reparación, tampoco justicia. Cuántos millones de pesos se han gastado en una tierra ajena, sin ver quién va a responder por los años que las familias campesinas dejaron de trabajar para sufrir dolor, hambre, desnudez y enfermedad. Hoy exigimos que el mundo sepa que no hemos sido reparados. Esperamos ver verdad, justicia y reparación integral”[10].


Notas de pie:

[1] Cijp: Colombia : Banacol. Empresa implicada en paramilitarismo y acaparamiento de tierras en Curvaradó y Jiguamiandó, mayo de 2012
[2] Defensoría del Pueblo: Resolución Defensorial No. 025, octubre de 2002
[3] Cijp: VIII Visita de la Comisión Ética de la Verdad, 15 de junio de 2010
[4] Verdad Abierta: La Operación Genesis fue denunciada ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, 26 de julio de 2011; Verdad Abierta: Rito Alejo del Río y el asesinato de Marino López, 5 de octubre de 2011
[5] El Espectador: Rito Alejo del Rio, el ‘Pacificador’ condenado, 24 de agosto de 2012
[6] Entrevista a Danilo Rueda, febrero de 2012
[7] Operación Verdad Abierta: La Operación Genesis fue denunciada ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, 26 de julio de 2011
[8] El Tiempo: Colombia, condenada por la operación Génesis, 27 de diciembre de 2013
[9] Cijp: La paz es justicia socio ambiental. Declaración Peregrinación al Cacarica, 1 de marzo de 2016
[10] Contagio Radio: Cavida, 19 años de resistencia, memoria y dignidad, 3 de marzo de 2016

* Fotografía de portada: Charlotte Kesl

Deja un comentario