Las organizaciones siguen apostando a la paz, concluye Misión internacional

«En los territorios la paz no se siente, la esperanza se mantiene», así la Misión concluyó su visita a Colombia.

¿Cómo transcurrió la visita de la misión internacional en Colombia?

¿Cuáles son las conclusiones de la misión?

«En los territorios la paz no se siente, la esperanza se mantiene», así la Misión concluyó su visita a Colombia. A pesar de la falta de cumplimiento por parte del Estado colombiano de una mayoría de los compromisos adquiridos en el Acuerdo de Paz; a pesar de la falta de garantías de seguridad para excombatientes y el aumento de ataques en contra de personas defensoras de Derechos Humanos, líderes y lideresas; a pesar de la llegada de nuevos actores armados y de encontrarse de nuevo en medio de una confrontación armada: las comunidades, las organizaciones, los movimientos consultados y las personas excombatientes siguen apostando a la paz.


«La esperanza no se puede perder, como comunidades seguiremos apostando para la paz, no hay otro camino posible». Lideresa afrocolombiana de la cuenca del Cacarica – Urabá chocoano

«No es que tenga miedo, vivo con miedo». Lideresa afrocolombiana de Tumaco – Nariño


El alto nivel de incumplimientos y de falta de avances en la implementación del Acuerdo de Paz, además, conlleva muchas consecuencias que pueden ser muy negativas para Colombia. Por una parte – según Naciones Unidas – una mayoría de miembros de la Farc se van de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación por inseguridad y falta de oportunidades de reincorporación socioeconómica. Por otra parte, se está enviando un mensaje negativo a la mesa de negociación que actualmente tiene lugar en Quito entre el gobierno colombiano y la guerrilla del ELN,  así como a  la ciudadanía en general que será llamada a votar en las elecciones presidenciales y legislativas en 2018.


Resumen ejecutivo

Informe


Es necesario avanzar rápidamente en la implementación del Acuerdo de Paz y hacerla llegar a los territorios. Sólo así se podrá constatar que se va a luchar contra la impunidad y  contra la repetición de todo tipo de violencias, que el enfoque de género no se va a quedar en meros enunciados sino que va a ser explícito en su concreción, y que se construirán oportunidades socioeconómicas para evitar que persistan las causas del conflicto armado y que las personas excombatientes busquen alternativas de supervivencia en la criminalidad. Asegurando así, una paz sostenible y verdadera.

Deja un comentario