Visibilizar y denunciar las violaciones de derechos humanos: Padre Javier Giraldo

Para el padre Javier Giraldo, “ser defensor de derechos humanos significa estar empujando la sociedad hacia una situación de mejor justicia y menor situación de desigualdad social. Colombia es un país tan violento, tan aterrador, que ser defensor casi corresponde a la defensa de la vida. Son las dimensiones elementales, el sobrevirir, lo que se defiende”.

El padre Javier Giraldo emprendió la defensa de los DDHH a fines de los años 70’, época en la cual se encontraba estudiando en París. Allí se formó un comité de solidaridad compuesto por más de cien colombianos y colombianas que en ese momento vivían en el extranjero y cuya principal razón fue, según el padre: “la ley de seguridad del entonces presidente Turbay y la masificación de la tortura”.

201402 Mulatos_Blog
El Padre Javier Giraldo durante una ceremonia de conmemoración de la masacre de 8 miembros de la Comunidad de Paz ,que occurió en Mulatos y La Resbalosa, veredas de San José de Apartadó, el 21 de Febrero 2005. El Padre Giraldo acompaña a la Comunidad de Paz desde su creación en marzo de 1997.

Al respecto, el padre afirma que hoy en día todavía “hay una convicción por parte del poder que no todos caben en la sociedad colombiana y, por lo tanto, tienen que eliminarse. En Colombia miles de personas están amenazadas por la estructura misma de la sociedad. Las amenazas y persecuciones en contra de la sociedad civil hasta se pueden denominar prácticas sociales genocidas”.

Ya en Colombia, en los años 80, trabajó primero en el Departamento Urbano (debido a sus estudios en sociología urbana) del Centro de Investigación y Educación Popular (CINEP) antes de fundar, a petición de la misma institución, el Departamento de Derechos Humanos. Fue en este momento, tras la recolección de avisos repetitivos de personas desaparecidas en los periódicos y entrando en contacto directo con sus familiares, que descubrió la existencia en Colombia del fenómeno de la “desaparición forzada por motivo político”. El Padre conocía el fenómeno a través de sus amigos jesuitas del Cono Sur, pero no era consciente que sucedía lo mismo en Colombia.


Durante varios años la Comunidad de Paz vivió una situación de terror


En los años ochenta, aumentaron las desapariciones, así como el número de familias afectadas. Como consecuencia, el padre organizó en el CINEP una reunión con todos los familiares y fundaron ASFADDES, la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Con el objetivo de visibilizar el fenómeno de la desaparición forzada e incidir en la opinión pública, empezaron a replicar algunas de las estrategias utilizadas en el Cono Sur: de ahí en adelante, salieron todos los jueves a manifestarse delante del Palacio de Justicia mostrando fotografías de las personas desaparecidas.

Esta experiencia también impulsó la creación de una de las primeras organizaciones no gubernamentales en defensa de los derechos humanos de Colombia: la Comisión Intercongregacional de Justicia y Paz que fue fundada en el año 1988 por 45 congregaciones religiosas católicas y liderada por el Padre Javier Giraldo.

Los2Padres_blog
El Padre Alberto Franco de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz y el Padre Javier Giraldo, unos de los fundadores, en el año 1988, de la Comisión Intercongregacional de Justicia y Paz

En abril de 1988, comenzó a editarse el boletín trimestral titulado “Justicia y Paz” como medio de divulgación y denuncia de los atentados más graves contra la vida y la dignidad humana, que se perpetraban en Colombia. Junto con el CINEP iniciaron el diseño de un Banco de Datos de Derechos Humanos para responder a una de las necesidades apremiantes que el campo de la defensa de los derechos humanos estaba revelando como una necesidad urgente: la información y la denuncia. Actualmente, a partir de la base de datos se producen publicaciones de casos tipo para visibilizar diferentes aspectos de violaciones de DDHH y se preparan informes para la Comisión de la Verdad.

“El trabajo de derechos humanos significa pasar el mayor tiempo o denunciando o acompañando a comunidades excluidas y perseguidas. Es una labor con dimensión política, intelectual y de activismo social. Nace entre muchas otras razones de la convicción de que, si uno produce algo positivo, por lógica lo pone al servicio de la sociedad”.

Marilene Allemann

PJG y los BTs

3 thoughts on “Visibilizar y denunciar las violaciones de derechos humanos: Padre Javier Giraldo”

  1. La vida del Padre Javier ha estado dedicada a la defensa de los Derechos Humanos. Su acompañamiento a las víctimas en ocasiones ha sido el único. Es un faro en medio de la oscura vulneración a la que el Estado y otros agentes, someten a muchísimos colombianos.

  2. Javier aparte de ser pionero en la defensa material de los dd hh, difusor eximio de los principios q los iluminan, haciendo de su existencia un apostolado en la defensa de los derechos de los pobres, a riesgo de su vida e integridad fisica, sin venderse o amilanarse, y sin exigir nada para sí.

Deja un comentario