“Hoy, de nuevo, tenemos el territorio invadido de paramilitares”

PBI:  Bienvenidos al Tintico con PBI, hoy vamos a recibir a Marco Fidel Velásquez y Ana Martínez Moreno, de la organización Cavida, del territorio colectivo de Cacarica. Cavida significa Comunidades de Autodeterminación, Vida y Dignidad del Cacarica. ¿De dónde viene ese nombre?

Marco: Ese nombre nace inicialmente de un proceso de resistencia, porque comenzamos a pensar que queríamos autodeterminarnos. Para ganar autodeterminación había que hacer resistencia frente a las adversidades de las multinacionales, de las empresas, del gobierno, del abandono estatal.

Ana: Hoy, de nuevo, tenemos el territorio invadido de paramilitares. Desde Salaquí hasta Cacarica, territorio colectivo de las comunidades negras.


Escuche la entrevista (Podbean), Dur: 15 min.


Marco: Ha habido muchas incursiones. Ha habido un refortalecimiento de los Gaitanistas en todo el Bajo Atrato y en toda la región de Urabá. El fortalecimiento de los retenes y el control sobre el Río Atrato e incluso en las carreteras es preocupante.

PBI: Desde septiembre de 2016 están denunciando la entrada de esos grupos en el territorio colectivo de Cacarica y desde enero de 2017 están acercándose a las Zonas Humanitarias. Para recordar, las Zonas Humanitarias son también un modelo que ustedes implementaron en el retorno, para hacer referencia al Derecho Internacional Humanitario, con el objetivo de que sean respetados como población civil, tengan el derecho a la distinción y puedan resistir en sus territorios; a pesar de esto, hoy en día siguen teniendo un alto riesgo.

Marco: En Cacarica, hace veinte días venimos viviendo una situación trágica, dura frente al paramilitarismo, se han tomado la comunidad de Bijao y desde allí están saliendo a hacer registro a las otras comunidades.

Cacarica
Foto: Charlotte Kesl

Ana: Entran los paramilitares vestidos de camuflado, entran corriendo, rodeando el pueblo, inmediatamente piden reunión casa por casa, dicen que llegaron al territorio, que no se van a ir.

Marco: Anteayer entraron a la Zona Humanitaria Nueva Esperanza en Dios, a las 7:45 de la mañana, de una forma vandálica, de terror. Hicieron un registro de casa por casa incluyendo la casa de los acompañantes de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (Cijp) y la casa que siempre llega Brigadas Internacionales de Paz cuando están allí; todas esas casas fueron registradas.


Las más graves agresiones en contra de las comunidades de Cacarica en 2016


Es decir, los pocos mecanismos de acompañamiento que se mantienen en las Zonas Humanitarias por voluntad de algunas organizaciones nacionales e internacionales y la misma Zona Humanitaria fue violada. Lo que pasa en la Comunidad de Bijao es triste, es duro. Llegan, reúnen primero la comunidad y dicen a la gente: “primero, no hemos venido de paso, venimos a quedarnos. Segundo, no queremos sapos, no queremos viciosos, no queremos droga, violadores…”. Éstas son informaciones duras, pero, por otro lado, les dicen: “Si ven al Ejército, nos avisan”.

Marco Fidel Velásquez
Marco Fidel Velásquez, líder de Cavida

Entonces, que se conviertan en sapos, pero sapos solamente de ellos y en ese juego las comunidades no van entrar. Le dicen a la comunidad que como el Estado no les ha respondido, nunca les da un regalo nada, ellos les traen la Navidad. Al día siguiente suben tres botes con muchas cajas de regalos y en la tarde convocan a todos los niños a la cancha y les entregan muñecas, carros, juguetes…

PBI: ¿Y siempre vestidos de camuflado?

Marco: Siempre vestidos de camuflado, con sus armas. Entregan cantidad de juguetes a todos los niños de la comunidad, luego arman una parranda, matan una vaca, reparten porciones de carne casa por casa, hacen sancocho para toda la gente, hay trago para todo el que quiera tomar. Es otra manera de seducir.

Además de eso manifiestan: “Bueno, ustedes tienen un abandono total del Estado. Nosotros vamos a ayudar, vamos a construir escuelas, centros de salud, canalización de ríos, restaurantes escolares”. Es decir, lo que el Estado no está haciendo, ellos se están proponiendo para hacerlo y están hablando de reemplazar al Gobierno en sus responsabilidades con las comunidades y eso es muy fuerte, porque es una manera de seducir a la juventud de unas comunidades que han tenido totalmente abandono, situadas acá en el Bajo Atrato, donde además el nivel académico es muy bajo.


“Si el Estado no responde, va a haber una catástrofe”


PBI: La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano, en diciembre de 2013, por no haber brindado protección a la población civil en el marco de la Operación Génesis. En el fallo, la Corte exigió al Estado garantizar indemnizaciones para las víctimas de dicha Operación, la restitución de sus tierras y la seguridad en su territorio. ¿Hasta dónde ha cumplido el Estado con el fallo?

Ana: Algunas familias han recibido un millón, millón quinientos mil pesos como indemnización. Eso no es suficiente, ¡por Dios!, tal y como está el costo de vida hoy.

PBI: ¿Cuál sería su petición al Estado colombiano frente a esa situación de riesgo y también en el marco de la indemnización de la Operación Génesis?

Ana: Primero que responda a lo que ya está pactado y al desmonte total de los paramilitares y esto lo decimos no solamente desde Cavida, sino de todo el territorio, porque si eso no se hace va a haber una catástrofe. Y referente a lo de la indemnización, que cumpla lo pactado con lo que ya la Corte le ordenó.


El caso de la Operación Génesis vs. Colombia


PBI: Próximamente, del 24 al 27 de febrero, van a conmemorar los 20 años de la Operación Génesis, que es un momento muy importante para las Comunidades, ¿qué significa para ustedes esta celebración?

Ana: Para nosotros significa mucho, porque es recordar lo que pasó en 1997. Creemos que nunca podremos olvidar ese momento que fue tan trágico para nosotros. La idea es conmemorar esos 20 años.

fk5a6575_web
Ana Martínez Moreno, lideresa de Cavida

“En 20 años, no hemos tenido un mes en paz”


Marco: Son veinte años en los que no ha habido uno que no hayamos hecho una denuncia, no ha habido uno que no haya pasado algo fuerte en las comunidades. No hemos podido pasar, en 20 años, un mes en total paz, siempre hay problemas, hay preocupaciones, hay amenazas. Hemos hecho 19 conmemoraciones y este año queremos hacer el número 20 y queremos darle otro estilo, a pesar que la situación que estamos viviendo, ameritaría que hubiera una conmemoración similar a las anteriores.

Son más de 85 asesinados los que lleva la organización, en este momento hay más de 10 o 15 amenazados, pero no nos vamos a callar. Esta conmemoración vamos a pintarla de muchos colores para reflejar también un poco de alegría en medio de tanta adversidad. Y exigirles a los grupos armados que nuestras Zonas Humanitarias, nuestras cuencas necesitan liberarse de todos ellos.

Cacarica
Monumento conmemorativo del desplazamiento en Cacarica. Foto: Jorge Mata

Vamos a hacer una peregrinación por todas las comunidades, ya fuimos a la primera, que fue Bijao, y no pudimos quedarnos mucho tiempo por la presencia paramilitar, salimos y a los 10 minutos ya estaba el pueblo lleno de paramilitares preguntando qué habíamos dicho, qué andábamos haciendo. Así que hasta la conmemoración es difícil de organizar, mucha gente no está yendo a peregrinar porque les da miedo.

Conmemoramos estos 20 años de haber sido desplazados, pero también son 20 años de forjar una resistencia en medio de tanta adversidad, son dos décadas de mucho dolor. Pero tenemos la esperanza de que algún día tendremos alegría.


“Son 20 años de mucha impunidad, pero tenemos la esperanza de que algún día se haga justicia”


Son 20 años de mucha impunidad, pero tenemos la esperanza de que algún día se haga justicia. Son 20 años de mucha miseria, pero esperamos que un día el Gobierno nos escuche y no le estamos pidiendo limosna, estamos exigiendo lo que merecemos, lo que es nuestro, lo que en un momento se nos arrebató, queremos que nos lo devuelva, y no que nos lo devuelvan todo, sino que nos devuelva una posibilidad para reconstruir lo que hemos perdido.

PBI: Muchas gracias por haber venido a compartir sus historias con nosotros. Nosotros también vamos a estar acompañándoles siempre en esas peticiones.

Nathalie, Marco, Ana

One thought on ““Hoy, de nuevo, tenemos el territorio invadido de paramilitares””

Deja un comentario