“Somos Mujeres campesinas, hermosas, valientes y luchadoras”

Es 8 de Marzo de 1908, estamos en Nueva York y un grupo de mujeres que luchaba por sus derechos laborales y reivindicaban salarios más justos por su trabajo son calcinadas al interior de la fábrica en la que trabajaban[1].

Hoy, 8 de marzo de 2019, conmemoramos, esa lucha y ese impulso por la consecución de derechos laborales justos y dignos para las mujeres.

Corporación de Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (CAHUCOPANA) organiza su IV ENCUENTRO DE MUJERES DEL NORDESTE ANTIOQUEÑO. Cerca de 90 mujeres de veredas del nordeste se reúnen para trabajar juntas, reflexionar y construir estrategias que permitan el desarrollo del trabajo disminuyendo los riesgos e impactos que sufren por el desarrollo del mismo.

Foto 27_Taller 3_BLOG

Brigadas internacionales de paz acompaña este evento en la vereda de Campo Vijao, como parte de su trabajo en abrir espacios para que las organizaciones de derechos humanos puedan desarrollar su trabajo sin sufrir riesgos por ello.

La defensa de derechos humanos en Colombia es un trabajo riesgoso y una apuesta política comprometida. Para las mujeres defensoras, es aún más complejo desarrollar este trabajo. Ellas, sufren los impactos y señalamientos propios del trabajo sumado a las discriminaciones de violencia basada en género que atraviesan todo lo que hace a nivel personal, familiar, político y comunitario. La violencia psicológica, física, sexual y patrimonial, se cruza en su vida diaria con el activismo y la defensa de derechos lo que genera mayores impactos en sus cuerpos como primer territorio de cuidado y reconocimiento y en sus vidas de forma integral.

Este encuentro, fue un espacio de reflexión, de aprendizaje conjunto, de búsqueda de estrategias para enfrentar estas violencias y de pensar conjuntamente en rutas de acción para poder continuar el trabajo de defensa de derechos humanos.

Encontrarse, reconocerse y mirarse con los ojos de la otra siempre nos permite sumar y construir juntas. Porque juntas somos más fuertes y recordamos que no estamos solas, nosotras somos todas las que nos precedieron, nunca estamos solas, sino que estamos con más de 3000 ancestras, que defendieron derechos antes que nosotras, que nos acompañan y nos impulsan a seguir este trabajo intentando alcanzar la igualdad de derechos y oportunidades en la sociedad.

Aquí le presentamos un reportaje fotográfico de este encuentro, realizado por Bianca Bauer gracias al apoyo del Servicio Civil para la Paz del Gobierno de Alemania.

Salida a Campo Vijao. PBI acompaña a Cristy (izquierda) de Cahocupana.

Elena Maya-Lopez

Notas de pie

[1] La Marea: El origen colectivo del 8 de marzo, 8 de marzo 2016

Deja un comentario