Un reconocimiento y respaldo a las y los defensores de derechos humanos

Cada año, Diakonia y la Iglesia Sueca organizan el Premio Nacional en la Defensa de los Derechos Humanos con el fin de visibilizar las problemáticas que enfrentan las y los defensores de derechos humanos en Colombia, pero también para visibilizar su trabajo y la realidad que se vive en los territorios. “Es un homenaje a las personas que defienden los derechos humanos en Colombia y a los relatos independientes que cuentan sobre lo que pasa en Colombia, esa verdad que buscan y transmiten desde los territorios y para proteger la vida en los territorios”, comenta Cesar Grajales, el director de Diakonia.

Esta mañana se celebró el lanzamiento del Premio Nacional de Diakonia con la nominación de los finalistas en las diferentes categorías. Caren Cárdenas, coordinadora del programa del Premio Nacional, expuso una infografía de las 45 nominaciones iniciales y el contexto en el cual se enmarca estas: “en el contexto actual se sigue estigmatizando y atacando a las personas defensoras de derechos humanos, se sigue criminalizando al movimiento social, permanecen actores armados ilegales herederos del fracasado desmonte de los grupos paramilitares quienes controlan los territorios y amenazan a quienes se oponen a sus intereses, se presentan nuevos casos de falsos positivos, y hay territorios y comunidades amenazadas por la expansión de proyectos extractivistas”. Las personas que fueron nominadas a este premio defienden sus comunidades y los derechos colectivos, defienden el derecho a la vida, el derecho a la educación, a la libertad de expresión, y promueven la defensa del medioambiente, otras trabajan en la búsqueda incansable de la verdad y de la memoria histórica de las personas que han sido afectadas por la violencia y las violaciones a los derechos humanos en Colombia, “construyen y difunden la memoria histórica y como dignificar la memoria de las víctimas de asesinatos y de desaparición forzada”, destaca Caren.

Este Premio que busca resaltar el trabajo de 4 personas y procesos  representantes de esta comunidad de personas defensoras es también para poder mirar una Colombia distinta, una Colombia desde la creatividad de las personas defensoras.

Desde PBI Colombia celebramos que dos organizaciones y una persona acompañadas fueron nominadas como finalistas:

  • La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (J&P): quien viene defendiendo los derechos humanos y acompañando a comunidades aisladas y afectadas por el conflicto armado desde hace 31 años. Reivindica la defensa de la vida, de los territorios, del medioambiente, y la solución pacífica al conflicto armado y sociopolítico que desagarra a Colombia. También realiza un trabajo importante para relatar las verdades de las comunidades y la búsqueda de la justicia y la reconciliación de la sociedad colombiana. Debido a su trabajo en los territorios y para la búsqueda de la verdad y la justicia ha sido víctima de numerosas amenazas, atentados y ataques.

FK5A1133

J&P está nominada en la categoría “Experiencia o proceso colectivo del año – nivel ONG organización, colectivo u ONG acompañantes”.

  • La Asociación Campesina del Río Cimitarra (ACVC), fundada en el año 1996 y acompañada de PBI desde el 2007, es una red de organizaciones campesinas que busca la defensa del territorio, de los derechos humanos y la dignificación de la vida campesina. Por lo tanto, promueve el desarrollo de un modelo económico alternativo que respete el medioambiente y la agricultura familiar, la adopción de medidas colectivas de protección adaptadas a las necesidades de las comunidades campesinas que siguen sufriendo las amenazas y ataques en territorios controlados por actores armados ilegales.

ZRC_blog

ACVC está nominada en la categoría “Experiencia o proceso colectivo del año – nivel proceso sociales de base y comunitario”.

  • Claudia Julieta Duque: periodista y defensora de derechos humanos desde hace más de 20 años. Ha investigado el crimen de Jaime Garzón evidenciado vínculos de agentes estatales en este asesinato y por lo tanto ha sido el blanco de persecución por parte del ex Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). Ha sido reconocida como víctima de tortura psicológica debido a los constantes seguimientos, mensajes amenazantes entre otros que recibió a lo largo de los últimos 20 años. Sigue trabajando como periodista de investigación sobre casos emblemáticos como el de Hidroituango, para evidenciar abusos de poderes y violaciones a los derechos humanos. Por lo tanto sigue siendo víctima de ataques a su persona pero también a su libertad de expresión y de prensa.

Claudia Julieta Duque

Claudia Julieta está nominada en la categoría “reconocimiento de una vida”.

PBI Colombia

** Vídeos Cortesía del Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos de Diakonia

Deja un comentario